En el concierto de las capitales de estado en la federación mexicana Xalapa no destaca mucho en cuanto a equipamiento y desarrollo urbano; no si hablamos de Aguascalientes, Querétaro, Guanajuato, Mérida, por ejemplo; nada que ver con Guadalajara, Monterrey o Puebla. Orgullo de oriundez a parte, al interior de la propia entidad veracruzana Orizaba, Pueblo Mágico, está mejor presentada que Xalapa: calles sin baches, banquetas en excelente estado, guarniciones y cruces de calles bien señaladas y bien pintadas; tránsito vehicular ordenado y respetuoso. etc. Américo ha hecho un buen programa de pavimentación de calles, sabe por lo mismo lo que costaría hacer otro tanto, pero igual a ese ritmo nos faltaría mucho. Sin embargo, Xalapa es bella.