alafitamendez

Xalapa- 2017-02-0714:45:45- Leticia Rosado / Para el doctor e investigador Leopoldo Alafita Méndez, el justificar la secrecía de los casos que se encuentran investigando en la Fiscalía General del Estado (FGE) puede estar cayendo en abusos.

Entrevistado dijo que, si existen problemas de interpretación, entonces se deben de ventilar estos asuntos de cara la sociedad.

Es posible –expresó- que algunas de las partes tuvieran fallas de interpretación pero para eso están y deben servir los medios para presentar las controversias o los desacuerdos que se desarrollan en las actividades de gobierno.

“En acciones de gobierno se recurre mucho a la seguridad nacional. Existen muchas justificaciones que están en esos términos y me parece que existen periodos que este tipo de justificaciones se convierten en un abuso y la ley debe atender con toda claridad cómo alguien que se siente limitado debe tener abierta la posibilidad para poder recurrir a una disposición de esa naturaleza”.

Agregó que sin la intervención de los medios sobre todos los críticos entonces esta situación no sería posible dirimirlo, ya que quedaría en el manejo arbitrario del poder.

Hay que recordar que hace unos días varios comunicadores acusaron a la Fiscalía General del Estado de mantener un cerco informativo, en cuanto a la divulgación de algunos casos que consideraron de interés de la sociedad.

Ante ello el titular de la Fiscalía Jorge Winckler Ortíz, explicó que se debía a la secrecía de los casos y que se tenía que apegar al Sistema de Justicia Penal Acusatorio, en el que la primicia es el de guardar la presunción de inocencia de los inculpados.

Ante ello el investigador del Instituto de Investigaciones Histórico Sociales de la Universidad Veracruzana (IIHS), destacó que la impartición de justicia debe estar en algún punto restringida pero que sea utilizada como política pública, como política generalizada pasa a un plano distinto.

La demanda de rompimiento de la información, no es solamente exigible o atendible, en el sentido que un grupo de comunicadores la presente sino que es un derecho a la información que tienen los ciudadanos.

“Deja de ser una demanda de un interlocutor para ser una demanda social. El derecho a la información es un derecho humano”, concluyó.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO