Ciudad de México- 2017-03-3110:22:39- En una decisión orientada a contener la inflación y a sincronizar la política monetaria de México con la de Estados Unidos, el Banco de México aumentó en un cuarto de punto su tasa de interés de referencia, el octavo incremento desde que inició el ciclo alcista en diciembre de 2015.

El incremento dispuesto ayer por la junta de gobierno del banco central, el segundo en el año, llevó la tasa de referencia a 6.50 por ciento anual, nivel superior en 3.5 puntos porcentuales al que prevaleció hasta diciembre de 2015. Aun con las alzas, el indicador se ubica 1.75 puntos abajo del registrado en septiembre de 2008, cuando estalló la crisis financiera en Estados Unidos, que derivó en una recesión mundial.

Un incremento en la tasa de interés del banco central se traduce en la práctica en mayores costos financieros para empresas y familias, tiende a inhibir decisiones de inversión y consumo y, en ese sentido, contiene la actividad económica, de acuerdo con especialistas.

Con la decisión de elevar la tasa de interés, el banco central busca evitar que la depreciación del peso frente al dólar –que ha influido en el costo al público de algunos bienes y servicios– y el alza en los precios de la gasolina al inicio del año deriven en una mayor inflación y afecten las expectativas sobre el comportamiento de los precios en el mediano plazo.

A fin de evitar contagios al proceso de formación de precios en la economía, anclar las expectativas de inflación y tomando en cuenta el incremento de un cuarto de punto en la tasa de interés de referencia de Estados Unidos, la semana pasada, fue que la junta de gobierno del Banco de México decidió aumentar en esa misma magnitud su tasa de interés objetivo, mencionó la institución en un comunicado.

A pesar del mejor desempeño que se ha observado recientemente en los mercados financieros nacionales, la economía mexicana continúa afrontando un entorno muy complejo, se explicó en el comunicado. Ello, añadió, hace especialmente relevante que las autoridades perseveren en el fortalecimiento de los fundamentos macroeconómicos del país, consolidando las finanzas públicas y ajustando la postura de política monetaria al ritmo que sea oportuno.

La Jornada / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO