Quizá el senador Miguel Barbosa jamás imaginó la difusión de su nombre con tanta profusión, solo por expresar su adhesión al proyecto de López Obrador; se explica porque es senador, estaba al frente de la coordinación de senadores perredistas y porque el PRD es un partido en extinción. Esto último es la razón de la noticia porque son los estertores de un partido político de izquierda que lucha por sobrevivir pero las luchas intestinas que padece lo desgarran y amenazan con desaparecerlo del mapa político mexicano.