tmp_8089-fotos_2017-03-11_Internacional_505131-419225050
Japón- 2017-03-1112:32:29-La Corte Constitucional dijo que la mandataria Park Geun-Hye cometió un grave atentado al espíritu de la democracia y al Estado de derecho. Protestas causaron muerte de dos personas

La Corte Constitucional de Corea del Sur confirmó ayer la destitución de la presidenta Park Geun-Hye, envuelta en un escándalo de corrupción, lo que provocó en las calles incidentes que se saldaron con dos muertos. La decisión del tribunal pone fin a meses de crisis política e implica la convocación de elecciones anticipadas en los próximos 60 días.

Park, la hija del dictador Park Chung-Hee, se convirtió en la primera presidenta de Corea del Sur cuando fue elegida en 2012, con el mayor número de votos obtenidos por un presidente.

Pero su estilo distante y una serie de controversias, sumadas al descontento social y político, lastraron su popularidad y llevaron a millones de personas a la calle para pedir su destitución.

En diciembre, el Parlamento la destituyó por cargos de soborno y abuso de poder, una decisión confirmada ayer por la más alta instancia judicial del país.

Las acciones de Park “constituyen un grave atentado al espíritu (…) de la democracia y al Estado de derecho”, declaró la presidenta de la Corte Constitucional, Lee Jung-Mi. “La presidenta Park Geun-Hye fue destituida”. Ahora Park estará obligada a abandonar el palacio presidencial y perderá además su inmunidad como jefa de Estado.

Disturbios

Opositores y partidarios de Park se habían reunido cerca del tribunal a la espera de conocer la sentencia. “¡Hemos ganado!”, gritaban los primeros mientras se abrazaban. “Estoy tan contenta que no puedo contener las lágrimas. Es una dulce venganza”, dijo Shin Seo-Young, de 43 años.

A unos cientos de metros de ahí, separados por numerosos agentes de policía, los defensores de Park no ocultaban su enfado. “No aceptamos esta decisión”, afirmó Cho Bong-Am, de 60 años. “Vamos a salir a las calles para luchar hasta el final”.

Poco después estallaron unos disturbios cuando los partidarios de la expresidenta intentaron franquear las barreras policiales para alcanzar el tribunal. Los policías utilizaron gas para contener a la multitud, pero dos manifestantes murieron.

Tráfico de influencias

El escándalo que causó la destitución de la presidenta gira en torno a Choi Soon-sil, apodada como ‘Rasputina’. Amiga desde hace 40 años de Park, Choi está acusada de haber utilizado su influencia para obtener más de 70 millones de dólares de diferentes empresas y de inmiscuirse en los asuntos del Estado.
La Corte estimó que Park infringió la ley al permitir las intromisiones de Choi.

 Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO