Inicio Columnistas Hemodiálisis, la muerte silenciosa de los pobres veracruzanos

Hemodiálisis, la muerte silenciosa de los pobres veracruzanos

0

Sabino

Sabino Cruz V.

El tratamiento del remplazo renal (TRR) en la modalidad de hemodiálisis, que se practica a los pacientes con problema renal crónica (ERC) por medio de la circulación de la sangre con una máquina que emula la función del riñón, filtra las toxinas, el exceso de líquidos del cuerpo, y que solo puede realizarse en hospitales o en unidades especializadas que cuenten con equipo de filtración y purificación, es una terapia que enfrenta a los enfermos y familiares de bajos ingresos a múltiples dificultades por los costos de la terapia, la carencia de recurso, y al hecho de que el Seguro Popular la excluye de sus servicios.
En el sector público el costo por cada una de las tres terapias mensuales de inmunosupresión que debe realizarse el paciente es de 800 pesos, aproximadamente; cantidad a la que se suman los estudios de laboratorio, alimentos y transporte, más la colocación del catéter: 1,000 pesos por la cirugía y 2,000 pesos del catéter. En promedio, entre la consulta, los análisis, la compra de la eritropoyetina, alimentación controlada y gastos del acompañante, un enfermo de insuficiencia renal crónica eroga 13 mil pesos mensuales. Los costos en las clínicas privadas rebasan los 16 mil pesos.
En caso de contar en la localidad o cerca de ella con una clínica del sector público (SS, ISSSTE, IMSS, PEMEX) o subrogado, el paciente se enfrenta a la incertidumbre de agendar una cita próxima, y de que está sea respetada en el día y hora establecida; Para quienes nos cuentan con protección social, y ante la imposibilidad de cubrir la cantidad antes citado, muchos enfermos acuden a las sesiones solo si se tienen el dinero, o por situación de gravedad. Ambos casos impactan en su calidad de vida y en la degeneración del mal.
La situación financiera que vive desde hace varias décadas el gobierno de Veracruz, como consecuencia del mal manejo de los recursos, la corrupción dentro del sector salud, la inconsistencia de las empresas privadas que se contratan para que presten atención adecuada a los enfermos, más el escaso presupuesto etiquetado por la Cámara de Diputados, ha desencadenado que familiares y amigos se organicen para gestionar recursos económicos, surtido de los medicamentos, el traslado a las ciudades de Veracruz, Córdoba y Orizaba para las dializaciones, que se realicen estudios científicos sobre el origen del mal, y se atiendan con calidad a los enfermos.
El Comité Pro Desarrollo de la Cuenca del Papaloapan A.C. desde hace varios años exige y realiza acciones para la descontaminación y/o dragado de los ríos del sistema hidrológico de la cuenca del Papaloapan; la preservación del medio ambiente; y la atención a los enfermos renales. Esta organización tiene presencia en siete municipios de la Cuenca Baja y vinculación con organizaciones internacionales: Greenpeace; Agua para [email protected] para la vida; derechos humanos Ignacio Ellacria de la Universidad Iberoamericana de Puebla y es hasta ahora la única alternativa de ayuda para las cientos de familias que no cuentan con el suficiente apoyo del gobierno del Estado.
Es a través de este grupo de personas que nos enteramos de la falta de médicos nefrólogos y enfermeras certificadas que cumplan con la norma mexicana NOM 003SSA3-2010; que no se ha atendido la recomendación 30/2014 de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos que pide a la Secretaría de Salud acelerar y terminar los estudios que determinen las causas del incremento de males renales en Tierra Blanca y municipios aledaños.
Sumado a lo anterior está el hecho con el cambio reciente de empresa proveedora de los servicio de diálisis, fallecen dos o tres personas por falta de control; que “15 terrablanquenses están viajando a Veracruz para recibir el cambio de sangre, en medio de insultos, horarios de 6 horas de retraso, sin medidas sanitarias, y humillados en su dignidad” [Jesús Castro Ahumada, presidente del Comité de Tierra Blanca, Ver., a SCV a través de cuestionario en línea], lo que se convierte en un verdadero calvario para el enfermo y su familia.
Sobre el punto de acuerdo que a fines del año pasado la Comisión de Saludo, de la Cámara de Diputados, en donde se exhorta a la Secretaria de Salud que incluya la Insuficiencia Renal Crónica en el Catálogo de Cobertura del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos y que el Seguro Popular amplíe la cobertura, señala don Jesús Castro que en lo que va del año solo observan un incremento en medicinas, pero sigue haciendo falta nefrólogos, enfermeras certificadas, y más espacios para realizar las diálisis.
El muerte silenciosa a la que están condenados miles de habitantes de la Cuenca Baja del Papaloapan, nos exige informarnos más sobre la enfermedad y sus probables causantes; tomar una actitud más crítica, pero propositiva; solidaridad con el sufrimiento del prójimo; sumarse a las voces que exigen dar la debida atención al caso; promover foros de análisis, así como campañas para recaudar fondos. ¿Cuántos más niños y jóvenes necesitan morir para que autoridades y sociedad volteemos los ojos hacia es parte de la tierra veracruzana?
Sin Remitente
Con una nueva administración y enfoque arranca este sábado 18 del mes y año que corre Cumbre Tajín, lo cual ha generado mucha expectativa y deseos encontrados. Esta etapa del Festival, cuando talento y organización es el principal activo, la capacidad del creador es cuando se pone a prueba. Buena mar y mejores vientos para Ernesto Aguilar Yarmuch y su equipo de colaboradores.

NO HAY COMENTARIOS

Deja un comentario