Xalapa- 2017-03-1915:20:39- Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

El ex gobernador interino del Estado, Flavino Ríos Alvarado, fue internado en un hospital privado por problemas de presión.

Esto luego de que apenas el sábado pasado le fue otorgado un año de prisión preventiva imputado de los delitos de encubrimiento por favorecimiento, abuso de autoridad y tráfico de influencias en beneficio de Javier Duarte de Ochoa.

De acuerdo con fuentes oficiales, el ex mandatario interino sufre de problemas de prisión y desde que terminó la audiencia de vinculación a proceso comenzó a sentirse mal.

Hay que recordar que además del proceso que enfrenta comenzó el procedimiento para retirarle la notaría pública 9 en Minatitlán.

La Dirección del Registro Público de la Propiedad y de Inspección y Archivo de Notarías, solicitó a la juez que dictó la vinculación a proceso para Ríos, conocer el estatus jurídico del procesado para determinar si continuaba o no con el ejercicio.

El abogado de Ríos, Jorge Reyes, calificó como “canallada” la suspensión de la notaría de Ríos dado que los delitos que se le imputan son falsos, puesto que la defensa desestimó la imputación de la Fiscalía General del Estado.

La Fiscalía General del Estado, a cargo de Jorge Winckler Ortiz, acusó a Ríos Alvarado de que el pasado 13 de octubre de 2016, horas después de que la Diputación Permanente del Congreso aprobó su nombramiento como mandatario sustituto, aprovechó su posición para favorecer a Javier Duarte de Ochoa, actual prófugo de la justicia.

Según el organismo autónomo el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, fue ayudado por su sucesor, quien le facilitó el acceso a un helicóptero propiedad del Estado.

Supuestamente el ex gobernador interino se presentó ese 13 de octubre en las instalaciones de la Dirección de Aeronáutica en el Aeropuerto de El Lencero entre las 9 y 10 de la mañana para hablar con el analista de proyectos, Ricardo Casanova.

En la reunión que tuvo con Casanova este recibió la orden del gobernador interino “de brindar las facilidades logísticas y operativas” al ex gobernador Javier Duarte de Ochoa, quien posteriormente se comunicaría directamente con él.

Al siguiente día, 14 de octubre, a las 15:00 horas Ricardo Casanova recibió una llamada de un número desconocido y le comunicaron a Duarte de Ochoa, quien preguntó en qué tiempo tendría listo un helicóptero, a lo que el encargado respondió entre 40 y 50 minutos.

A las 16:30 horas recibió otra llamada de un número con Lada de la Ciudad de México, en la que Duarte de Ochoa se comunicó para solicitar que el helicóptero fuera enviado al Agrocentro Siglo XXI, que se encuentra en la carretera Xalapa-Veracruz, en el municipio Puente Nacional.

Ricardo Casanova Morales se comunicó al departamento de despacho con Miguel Pablo Portugal para trasladar a Javier Duarte; por lo que 20 minutos después, a las 17:00 horas, despegó el helicóptero del Aeropuerto El Lencero sin pasajeros.

Solamente iban a bordo el piloto Jesús Jaime Pérez y el copiloto, Francisco Javier Herrera, quienes se dirigieron al punto señalado.

Así, el gobernador con licencia fue recogido en el Agrocentro e iba acompañado de una persona no identificada, sin embargo informó que cambiarían de destino, que inicialmente sería a Veracruz, debido a que se trasladarían al Centro de Convenciones de Coatzacoalcos.

De acuerdo con los involucrados, una vez que aterrizaron en el Centro de Convenciones fueron recogidos por un vehículo con rumbo desconocido y desde entonces se desconoce su paradero.