Los acuerdos de enero
Por Lenin Torres Antonio[1]
13 de marzo de 2017

Ante las acciones de compactación y desaparición de las figuras solidarias emprendidas por la rectoría de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz UPAV, y la oposición de un movimiento de protesta de la comunidad upavista que hizo que se firmará un una minuta de acuerdos entre el Gobierno del Estado, (la Secretaria de Educación de Veracruz), y la Rectoría, y la oposición a la desmantelación de la UPAV, así como la urgencia de organizar a la comunidad upavista para la consolidación académica de la UPAV, la defensa de los intereses académico de los directores y asesores solidarios, y darle seguimiento a que se cumplan los Acuerdos de Enero, se constituyó el pasado 10 de marzo del año en curso, la Asociación Académica y Docente de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz “Mtro. Guillermo Héctor Zuñiga Martínez”  ASADOCUPAV.

Como antecedente, en un primer momento, se dio un dialogo entre autoridades educativas del gobierno del Estado y el movimiento en defensa de la UPAV, en un marco de cordialidad y respeto; también hay que señalar que los acuerdos se han venido incumpliendo por parte de la actual Rectoría de la Upav, y que ha habido fuerzas retrógradas que han intentado denostar y desprestigiar el legitimo movimiento académico de organizarse libremente,  además que continúan poniendo en práctica políticas educativas erróneas sin un Plan de Desarrollo Académico que haga clara su visión y misión de la UPAV, y la viabilidad de Consolidar a la UPAV como una Universidad con excelencia académica, y una oferta de calidad para la sociedad veracruzana. Por lo que se afirma con contundencia:

Qué hay ausencia de liderazgo en la rectoría de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz por la improvisación en la designación de la rectoría por parte del gobierno del Estado a una persona que desconoce totalmente el modelo educativo de la UPAV.

Qué las políticas aplicadas por las personas que ostentan la rectoría de la UPAV son erróneas, improvisadas y centralistas, que se desprenden de visiones pobres sobre la educación, y se basan en el acoso y la fiscalización contraviniendo la libertad de cátedra, y los derechos humanos. No se dan cuenta que paralelamente a toda reforma administrativa, financiera y escolar, va aparejada una reforma académica, y que la excelencia académica tienen que ver con la capacitación del personal docente, el mejoramiento de las condiciones en donde ocurre la transmisión de conocimiento,  y el éxito en las salidas terminales de los alumnos, logrando metas de titulación optimas y sobresalientes; claro está, con estrategias de apoyo a la titulación, y al acervo de conocimiento.

Qué los acuerdos torales de la minuta que suscribieron el Secretario de Educación de Veracruz, y la encargada de la rectoría de la UPAV con el movimiento de oposición a la desmantelación de la UPAV, han sido incumplidos, acuerdo 1, 2, 6 y 7, este último de vital importancia, puesto que muchos de las irregularidades, problemas, carencias, y contradicciones, (como el cambio de logo de nuestra Universidad, contraviniendo el sentido común que señala la necesidad de preservar la identidad, o el hecho de designar como rectora de una Universidad Pública a una persona que no es miembro de la comunidad upavista, que si bien es cierto que el gobernador del Estado como presidente de la Junta de Gobierno puede ejercer ese derecho de designar a quien quiera, también lo es, que lo deseable y coherente, y que debe estar en la ley, es que el proceso para revelar el cargo de rector se debe dar en un marco democrático, poniendo como un requisito mínimo ser miembro de la comunidad upavista, conocer el modelo educativo de la UPAV, y demostrar competencias académicas; entre otros vacios legales), tienen que ver con un marco legal incompleto y con vacios, y requieren ser atendidos inmediatamente en un marco democrático donde participe la comunidad Upavista, éste punto de acuerdo ha sido incumplido.

Qué estas improvisaciones tiene que ver con la falta de un Plan de Desarrollo Académico PLADEA  a corto, mediano y largo plazo.

Así como existe todo un terreno macro y general de incumplimiento e irregularidades, también hay necesidad de plantear una serie de exigencias y demandas específicas que han afectado la vida universitaria de la UPAV:

1.- Rezago de más de 15000 certificados, constancia y títulos sin tramitar;

2.- Pago o gratificaciones a los más de 6000 asesores solidarios con la  falsa justificación y argumento que la anterior rectoría se llevó el dinero;

3.- Aclaración de las destituciones injustificadas de directores solidarios;

4.- Acoso y fiscalización a los directores y asesores solidarios, tomando una actitud de criminalizar a la comunidad académica;

5.- La no presentación del acta de Junta de Gobierno donde se aclare la condición de la encargada de la rectoría;

6.- La agilización inmediata de los trámites del Servicio Social;

7.- La transparencia y rendición de cuentas del Patronato de la UPAV.

8.- La justificación del cambio de logo de la UPAV (contraviniendo toda lógica de ir construyendo identidad de las instituciones educativas hicieron cambio de logo sin consultar a la comunidad universitaria, a continuación logo actual y logo anterior:

act

[1] Presidente de la ASADOCUPAV