La ciencia no descansa en la procuración de eficaces tratamientos y remedio contra enfermedades, lo mismo para descubrir la medicina eficaz contra el ébola que en la búsqueda de remedios contra el cáncer, como lo demuestran un grupo de científicos españoles utilizando un adenovirus para combatir tumores cancerosos; experimentando en células en cultivo y ratones, para atacar células cancerosas sin dañar las sanas. Este es uno de los no pocos intentos que la ciencia investiga para derrotar enfermedades cuya virulencia es mortal, ojala haya éxito.