El daño provocado por la corrupción a nuestro país se asemeja al de una invasión de células cancerosas por todo el organismo de un individuo dañándolo de manera irreversible. No es falsa alarma si se observa el saqueo a Veracruz cometido durante dos gobiernos durante los cuales la rapiña fue sistemática y lo ocurrido en Coahuila, en Quintana Roo, en Sonora, en Chihuahua, en Tabasco, en Nuevo León, en donde por cierto el poder judicial extendió órdenes de aprehensión a dos funcionarios más del gobierno de Rodrigo Medina de la Cruz: Jorge Domene Zambrano y Pedro Morales Somohano por la presunta comisión de los delitos de ejercicio indebido de funciones públicas, peculado, daño patrimonial; el caso de Morales Somohano, quien fungió como director de Isssteleón, está vinculado con Eduardo Bailey Elizondo, el mismo que escapó de un hospital en Durango.