Arturo Reyes Isidoro
Columna Prosa Aprisa

Fragmento

Va de anécdota para significar en qué condiciones llega el PRI a la contienda.

El encuentro con la delegada del CEN del PRI, Lorena Martínez, en un restaurante de Xalapa, fue totalmente ocasional. A lo lejos, en otra mesa, el exdirigente Amadeo Flores observaba. Atenta, respetuosa, tuvo un breve diálogo conmigo. Me preguntó por qué no apoyaba a su partido.

Le reclamé la total desatención, hasta la incomunicación, de la dirigencia estatal para conmigo y saltó el nombre de Renato Alarcón Guevara.

Para mí sorpresa, me preguntó: “¿Y quién es ése? No lo conozco”.

Con eso me dijo todo y me habló de la “unidad” que prevalece al interior del tricolor