Washington- 2017-04-1209:09:59- Paulina Ríos/ El temor por una posible escalada nuclear de parte de Norcorea contra Estados Unidos crece en la península, el presidente Kim Jong-un advirtió que a la menor provocación de Donald Trump responderá con misiles.

Un grupo de barcos de la armada estadunidense avanza hacia el Pacífico occidental lo que generó la alerta en el país asiático al grado de convocar a sesión a la Suprema Asamblea Popular que solo se reúne dos veces al año.

Los ministros de Relaciones Exteriores de los países del G7, durante su reunión en Lucca, Italia, coinciden en que no habría ninguna solución para Siria mientras el presidente Bashar al Assad se mantenga en el poder.

El presidente norteamericano declaró que no atacará a Siria, aunque horas antes aseguraba que enfrentaría el conflicto aún sin ayuda de China.

El portavoz norteamericano, Sean Spicer, admitió su error al señalar que ni siquiera Hitler usó armas químicas, olvidando la cámara de gases donde murieron miles de judíos.

Amenaza con ataque nuclear ante menor provocación

Corea del Norte se declaró “lista” para la guerra contra Estados Unidos, luego de que el gobierno estadunidense desplegó el fin de semana su portaaviones nuclear USS Carl Vinson a aguas de la Península Coreana.

“Si Estados Unidos osa optar por una acción militar, como un ‘ataque preventivo’ y la ‘eliminación del cuartel general’, Corea del Norte está lista para reaccionar a cualquier tipo de guerra deseada por Estados Unidos”, afirmó el régimen norcoreano en un comunicado.

“Esto demuestra que los movimientos insensatos de EU por invadir la RPDC han alcanzado una fase seria”, agregó

En su declaración oficial emitida a través de la agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA), el régimen advirtió que tomará medidas “más duras” para frenar las intenciones de Washington ante el envío de USS Carl Vinson, que considera el primer paso para la invasión del país.

“Las acciones temerarias estadunidenses para invadir Corea del Norte llegaron a una fase seria dentro de los escenarios posibles”, indicó, tras agregar que la grave situación imperante prueba una vez más que “Norcorea es totalmente acertada al aumentar sus capacidades militares de autodefensa”.

Asimismo, destacó que con la decisión de Estados Unidos de desplegar un sistema de defensa antimisiles, Corea del Sur se ha convertido en “un objetivo principal de ataque”, según reporte de la KCNA, retomado por la agencia surcoreana Yonhap.

En un comunicado subsecuente, la agencia norcoreana destacó que el régimen de Corea del Norte tomará contramedidas duras para defenderse de cualquier agresión de Estados Unidos y frenar sus intenciones de invadir su territorio.

“Responsabilizaremos totalmente a Estados Unidos de las catastróficas consecuencias que acarrearán sus acciones intolerables”, destacó la KCNA, citando al portavoz de la Cancillería de Corea del Norte.

Tensión

Por otra parte, un medio estatal norcoreano advirtió ayer de un ataque nuclear contra Estados Unidos ante cualquier señal de un ataque preventivo por parte del país norteamericano.

Las tensiones han escalado en la península coreana, incluso con rumores de una eventual acción militar por parte de EU, especialmente después de que el país lanzó un ataque con misiles contra Siria en medio de las preocupaciones de que Corea del Norte lleve a cabo una sexta prueba de misiles nucleares.

El periódico oficial de Corea del Norte Rodong Sinmun dijo que el país está preparado para responder a cualquier agresión proveniente de Estados Unidos.

“Nuestro ejército revolucionario está siguiendo atentamente cada movimiento de los elementos enemigos con nuestra mira nuclear enfocada en las bases invasivas de Estados Unidos, no sólo en Corea del Sur y las operaciones en el Pacífico sino también en el territorio de Estados Unidos”, citó el periódico.

Surcorea, atenta

El presidente en funciones de Corea del Sur, Hwang Kyo-ahn, advirtió de las provocaciones de Corea del Norte y ordenó al ejército intensificar la vigilancia para asegurar una comunicación cercana con Estados Unidos.

“Es posible que el Norte pueda evaluar mayores provocaciones, como un ensayo nuclear, coincidentes con varias conmemoraciones, incluyendo la Suprema Asamblea Popular”, dijo Hwang, quien asumió las funciones presidenciales después de que la mandataria Park Geun-hye fue removida de su cargo por un escándalo de corrupción.

Corea del Norte convocó a sesión de la Suprema Asamblea Popular ayer, una de sus dos reuniones anuales, en las cuales suelen anunciarse nombramientos importantes y objetivos de política nacional.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO