Xalapa- 2017-04-2413:21:56- Jesús Ruiz/ Aunque antes afirmaba que era su jefe político, a la fecha la delegada de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Anilú Ingram Vallines, prefiere desmarcarse del ex gobernador Javier Duarte de Ochoa.

Este lunes la funcionaria federal se desmarcó del ex mandatario, quien fue detenido en Guatemala, aseverando que por su parte no tiene temor a la justicia.

Ingram Vallines dijo que en su paso por el Congreso local, así como la delegación de la Sedesol, siempre se condujo con honradez.

\”Siempre me he manejado en el marco de la legalidad, con pulcritud y en los espacios en los que he tenido oportunidad de servir nunca maneje recursos públicos, no tengo nada que esconder\”.

Sobre la detención de Javier Duarte de Ochoa, la funcionaria de la administración federal dijo que no se ha comunicado con él para ofrecerle su apoyo, pues dijo que ella se dedica a trabajar.

\”Yo me dedico a trabajar en la Secretaría de Desarrollo Social, a servir a los veracruzanos y a las familias\”.

Al preguntarle si le da la espalda al ex mandatario ahora que es investigado por la Procuraduría General de la República (PGR), aseguró que respeta la ley.

\”En ese sentido, no es en medios de comunicación ni a través de opiniones, donde se litiga, es ante las instancias correspondientes, mi opinión es que nosotros debemos conducirnos en el marco de la ley y respetando y sobretodo caminando en el marco de la misma\”.

En otro tema, aseguró que será la Fepade la que determine si hay irregularidades en la entrega de apoyos como despensas en distintos puntos del Estado.

\”De ninguna manera se han utilizado los programas federales con fines electorales. Será la autoridad electoral quien tenga que estipular (si es una irregularidad)\”.

Recordó que el próximo 2 de mayo inicia la veda electoral y se frenará la entrega de apoyos como los del programa de pensiones de 65 y Más.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO