Si atendiéramos a lo que se dice desde el gobierno en materia turística fuéramos una potencia en ese ramo, porque cuando Fidel Herrera era gobernador de Veracruz cada Semana Santa nos visitaban millones de turistas dejando una derrama económica de miles de millones de pesos; esa tendencia se repitió con Duarte de Ochoa, a pesar de la nula promoción turística. Ahora, el gobernador Yunes Linares ha expresado que ésta será “la mejor Semana Santa”, para referirse a la afluencia de gente en las playas de la conurbación Veracruz-Boca del Río. Sin embargo, los prestadores de servicios turísticos de Veracruz tienen discurso diferente pues según Data Tur, que es la plataforma de información más confiable para el sector turismo de México alimentada por prestadores de servicios turísticos, la ocupación hotelera durante el año en curso es baja en la entidad veracruzana, lo que no resulta extraño porque en el actual gobierno la Secretaría de Turismo ha permanecido en estado quieto por la evidente falta de recursos.