Un camión ha embestido este viernes a una multitud en una calle del centro de Estocolmo dejando, por el momento, dos muertos y varios heridos. La Policía ha recibido un aviso a las 14.53 en el que les alertaban del suceso y las autoridades ya hablan de atentado y «acto terrorista».

El atropello ha tenido lugar en Drottninggatan, una zona de tiendas en el centro de Estocolmo. La Policía ha informado del atropello en un escueto comunicado, en el que ha dicho que está intentando recabar más información sobre lo sucedido. «Un vehículo ha atropellado a varias personas en Drottningatan», ha dicho el portavoz de la Policía, Towe Hagg. En Twitter, la Policía pide a la gente «quedarse en casa y no salir por la ciudad».

 Por el momento, no ha trascendido el número de personas que habrían sido atropelladas ni el estado en el que se encuentran. La radio pública, por el momento, habla de al menos dos muertos y otras informaciones aseguran que la Policía ha disparado contra el presunto atancante. La zona está acordonada por la Policía y el metro ha sido cerrado. También el Parlamento y el Palacio Real.

En las imágenes que han ido apareciendo en las redes sociales de los testigos que han visto el suceso se observa gente huyendo despavorida. «Vi a cientos de personas corriendo, temiendo por sus vidas», ha dicho Anna, que fue testigo del incidente. Martin Svenningsen, reportero radiofónico suecos ha sido más explícito: «Vi al menos tres muertos, pero seguramente haya alguno más».

Era un camión robado

La empresa propietaria del camión ha denunciado que el vehículo fue robado minutos antes del ataque. El conductor original del vehículo fue asaltado cuando realizaba un reparto en un restaurante. Este repartidor no ha podido aclarar si hubo uno o varios asaltantes, aunque ninguna persona resultó herida durante el robo. El camión ha terminado empotrado junto a unos grandes almacenes, de nombre Ahlens.

El primer ministro sueco, Stefan Lofven ha instado a la población a seguir las instrucciones de las autoridades para evitar posibles riesgos: «Suecia ha sido atacada», ha proclamado.