Cuando la campaña de Madero a la presidencia de la república, como es por todos conocido la situación económica de la población mayoritaria en el país era de pobreza generalizada; en los procesos electorales votaba solo la gente “decente”, los “pelados” no tenían oportunidad de hacerlo, aunque tampoco les interesaba; de las mujeres ni sus luces, pues carecían de ese derecho. Para promover a Madero, una de las canciones de ese tiempo entonaba: ” Poco trabajo, mucho dinero”; pulque barato, ¡Viva Madero! Igual a los actuales tiempos, como en 2010 cuando se festejaba el corrido a Duarte o a la Fidelidad. El arte es la expresión de su tiempo.