O  P  I  N  I  O  N
Mario Javier Sánchez de la Torre.

    No se puede negar que una de las consecuencias de la detención del delincuente ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa y señora, Karime Macías Tubilla, de alguna forma puede ser que, aunque no se pueda creer, ésta llegue a tener acciones positivas para la vida pública de esta entidad y del país.

    Pues durante el pasado fin se semana aparecieron las noticias que informaban sobre dos acciones que de llevarse a cabo pudiera ser que de alguna forma ayuden a combatir el flagelo de la corrupción y delincuencia que se viene dando en el medio de la administración pública estatal y nacional.

    Informaciones que se dieron en dos eventos importantes dentro de las actividades políticas nacionales. Uno de ellos en esta entidad federativa y el otro en el Estado de Morelos. El primero fue en la Escuela Naval Militar de Antón Lizardo, durante la conmemoración del CIII Aniversario de la Gesta Heroica del Puerto de Veracruz y la Jura de Bandera de los Cadetes de primer ingreso a la heroica escuela. Evento en donde el presidente de la República Enrique Peña Nieto, manifestó: “el Gobierno de la República habrá de acompañar los esfuerzos de esta entidad, y lo habremos de hacer con este estado y en cualquier otra parte del país, dando la batalla para combatir la impunidad, para generar condiciones de paz y de tranquilidad para toda la sociedad mexicana”

    Por lo que corresponde a lo sucedido en el Estado de Morelos, el gobernador de esa entidad y presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO), Graco Ramírez, informó que el próximo mes de mayo presentará una propuesta de código de conducta para los gobernadores de los estados del país. Pues indicó que todos deben trabajar con ética, transparencia y rendición de cuentas, para evitar que vuelva a suceder lo de Veracruz, con Javier Duarte de Ochoa y también lo de Tamaulipas, con Tomás Yarrington.

    Como se aprecia tanto en las declaraciones del titular del Poder Ejecutivo Federal y del estatal, se hace referencia al grave problema de la corrupción y sus consecuencias que afecta a nuestra saqueada nación. Declaraciones que de parte de Enrique Peña Nieto hasta la fecha no se tiene noticias de que se haya referido al problema en forma tan directa. Lo que nos hace suponer, aparte de la situación electorera que enmarca la detención del delincuente ex gobernador de Veracruz, que está espectacular detención obligó a hacer este tipo de declaraciones, por la presión que en este momento existe por parte de la opinión pública nacional, en contra de él y su partido el Revolucionario Institucional.

    En cuanto a la declaración de Graco Ramírez, sobre la propuesta de un código de ética para los gobernadores, de llegar a hacerla y de que ésta se apruebe, por el momento está en veremos. Pero no puede negarse que tiene razón, pues lamentablemente lo que han demostrado que no conocen los exgobernadores de todos los partidos políticos de los últimos doce años o son omisos al respecto, es la ética, la honradez, la decencia. Código de ética que tiene que tener el valor legar de una ley, pues de otra forma, pasará lo que pasa con todas les legislaciones que ya existen al respecto, que son letra muerta de buenas intenciones.

    Ojalá y lo expresado por el Presidente de México en la Heroica Escuela Naval de Antón Lizardo, no sea solamente de dientes para afuera y si se tenga la voluntad política de combatir la impunidad, pues de lo contrario, imagínese usted estimado lector que hará un delincuente como Moreira, ex gobernador de Coahuila y apresado en España por lavado de dinero y lógicamente sus nexos con la delincuencia organizada, de llegar al Congreso de Coahuila, como legislador. O de continuar dándose lo que estamos viviendo en el Congreso de la Unión con parte de los legisladores veracruzanos que en abierto defienden a un delincuente como lo es el legislador Tarek Abdalá. Que lo hacen, porque también ellos formaron parte de la banda que organizó y encabezaC en estas tierras el gobernador más oscuro que ha tenido Veracruz. Ese es el futuro que queremos los mexicanos, lavadores de dinero, amigos o cómplices de la delincuencia organizada, ladrones, como nuestros representantes populares. Estoy seguro que no. Pero los partidos políticos que opinan al respecto. La respuesta la veremos con los candidatos que designen oficialmente tanto para el próximo proceso electoral, como para la elección del 2018. Hasta el miércoles. noti-sigloxxi@nullhotmail.com (Fech. Púb. Lun 24-abril-17)