Tras doce largos años de gobiernos ineficientes y corruptos- Fidel y Duarte-, de cruel e inhumano abandono del sector salud veracruzano, el gobierno encabezado por Miguel Yunes Linares ha emprendido acciones para revitalizar ese sector: ya iniciaron obras para concluir la llamada Torre Pediátrica en Veracruz, puso en funcionamiento el acelerador lineal en el CECAN y ahora anuncia la remodelación y ampliación del área para infantes en el Centro de Especialidades Rafael Lucio. Para respaldar tales acciones el gobierno de Veracruz no ha requerido de miles de millones de pesos, en total no suman 500, pero es irrefutable el beneficio que aportan para la salud de los más menesterosos de Veracruz. Voluntad para hacerlo, honestidad y eficiencia para un desempeño ético, es lo que en dos gobiernos pasados brilló por su ausencia.