Soteapan – 2017-04-0416:23:44- Marthín Ruiz/Gabriel Bautista

En esta zona serrana continúa la tala inmoderada de árboles, debido a la continua demanda de los carpinteros y de los carboneros que requieren de materia prima para la construcción de muebles para vender y para la combustión respectivamente.

A este respecto, el representante del comité de pueblos indígenas, Máximo bautista Hernández, lamentó que se siga realizando la tala de árboles de una forma indiscriminada, a pesar de las pláticas que reciben los campesinos por parte de Semarnat y Sedarpa, en el sentido de que no deben derribar árboles en las partes ribereñas.

Pero eso no ha detenido a los explotadores de árboles que han estado acabando con las llamadas maderas preciosas como el cendro, caobillo, roble, solerillas y chicozapote, entre otras más que han ido desapareciendo por la mano del hombre, sobre todo de los carpinteros que construyen roperos, sillas, mesas y camas principalmente.

Para el control de la tala inmoderada de árboles, dijo el entrevistado que es necesario que las autoridades pongan mano dura, ya que la deforestación atenta contra el ciclo hidrológico y crea un ambiente desolador.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO