Veracruz- 2017-04-2421:11:59- Carlos Parra/ La tarde de este lunes elementos de la Policía Estatal y Fuerza Civil realizaron un operativo sorpresa en la Dirección de Tránsito Estatal de Veracruz, dando de baja a al menos 10 oficiales.

Versión de testigos indican que los policías llegaron en varias unidades y sitiaron las instalaciones de vialidad ubicadas en la esquina de las avenidas Montesinos y Vicente Guerrero, en la colonia Centro.

Allí, tomaron por sorpresa a la guardia matutina y vespertina, para después formar en el patio tanto a personal administrativo, operativo y peritos, esto por alrededor de cuatro horas.

Luego del hermetismo comenzaron a salir los oficiales de tránsito, algunos con uniforme y otros de civil.

“Fui privada de la libertad en la delegación de Tránsito, maltratada físicamente y psicológicamente por elementos de asuntos internos de la SSP y fuerza civil, dichas autoridades refieren que somos un grupo delictivo sin tener pruebas, no nos dicen nada, no hay un delito como tal.

” Pedí que me leyeran mis derechos, pero no lo hicieron, también pedí porque motivo me tenían detenida sin comer y sin tomar agua, hubo compañeros que estuvieron a punto de infartos y otros que padecen diabetes que se pusieron mal, hicieron firmar a muchos compañeros su renuncias”, dio a conocer una oficial de tránsito.

Fue personal de la Dirección de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Pública, quiénes encabezaron el operativo para investigar a determinados elementos.

Finalmente las autoridades policiacas empezaron a retirarse sin dar información sobre los hechos, sin embargo, se supo que entre ocho y 10 agentes de tránsito habrían sido obligados a renunciar si no querían ser señalados de tener presuntos vínculos con el crimen organizado.

Cabe mencionar que efectivos de la Fuerza Civil trataron de evitar que reporteros de los medios de comunicación tomaran evidencia de las acciones que llevaban a cabo.

Incluso, en ambos accesos a las oficinas de Tránsito Estatal colocaron lonas para tratar de que los reporteros no tomaran fotos.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO