El diario Reforma, en la columna Templo Mayor, que: “sería cómico si no fuera tan indignante. El ex Presidente del PRI en Nuevo León, Eduardo Bailey, se les escapó de un hospital a policías de Durango vestido sólo con una batita blanca y caminando como en una comedia de Hollywood. Al tamabién ex diputado lo detuvieron por un caso de peculado que data de cuando estuvo al frente del Isssteleón y que podría haber causado un daño al erario por más de 350 millones de pesos. Y resulta increíble que los policías duranguenses permitieran que saliera caminando de la enfermería, se subiera a una camioneta y se fuera casi sin tener que apurar el paso, y metiendo en un problemón al gobierno panista de José Rosas Aispuro. Si fuera película de Woody Allen en vez de ‘Robó, huyó y lo pescaron’ sería ‘Robó, lo pescaron ¡y huyó!’”.