Apenas en marzo pasado el diputado panista Marco Antonio Núñez aseguró que “…las playas más contaminadas de la zona conurbada son las del Puerto de Veracruz, porque ahí es donde están todas las descargas de aguas negras… …La planta de tratamiento norte sigue haciendo como que trata las aguas negras, pero todo lo avienta crudo al mar y como la corriente del Golfo va de norte a sur, todas las bacterias de E. coli van hacia lo que es Villa del Mar, lo que es Boca del Río…”. Sin embargo, ayer se dio un chapuzón en alguna de esas playas para supuestamente demostrar que no representan peligro para la salud de los bañistas. Independientemente de las motivaciones del diputado, quienes provienen de otros lares no toman como referencia al diputado ni lo que haga está dentro de sus prioridades, vienen a la playa y disfrutan sus aguas porque, además, la Cofepris considera esas “aguas recreativas” aptas para ser disfrutadas.