En México casi todos estamos familiarizados con el privilegio denominado Fuero; nuestra historia reseña los fueros eclesiásticos, el militar y, por supuesto el que gozan los legisladores y funcionarios de elevado nivel. Acá está muy pervertido el uso de este privilegio, pues no es raro que se le busque premeditadamente tras haber cometido delitos como el robo, la prevaricación y otros deslices, con alevosía y ventaja. No es casualidad que en la legislatura local veracruzana haya dos diputados señalados por ser cómplices de Duarte de Ochoa; y que en el Congreso Federal por lo menos cinco diputados veracruzanos se protegen con el fuero contra acusaciones legales en su haber. Por la virtud ya pervertida de ese fuero, Antonio Enrique Tarín García, suplente del fallecido Diputado Carlos Hermosillo, solicita a la Cámara de Diputados le tome protesta, a pesar, o por ello, de tener orden de aprehensión por presunto peculado de 300 mdp, de cuando fue titular de Adquisiciones en administración de César Duarte, en Chihuahua. Por lo mismo, la diputada veracruzana, Eva Cadena, la del video escandalo asumió nuevamente su curul en la legislatura local, porque “más seguro más amarrado”.