Quién desee conocer los pormenores del juicio penal instruido a Duarte de Ochoa le bastará con revisar lo acontecido en el juicio a Granier, el ex gobernador de Tabasco actualmente recluido en un penal de la Ciudad de México; cuando Granier cumpla las sentencias a que fue condenado por delitos del orden federal entonces- si aún vive- tendrá que enfrentar las acusaciones del fuero común formuladas por el gobierno de Tabasco. Obviamente habrá matices, Duarte se ha convertido en el icono de la corrupción nacional y en una de esas, por caprichos de la historia, pudiera ser el referente de lo indeseable, contra lo cual habrá que luchar por el bien de las generaciones venideras.