Estados Unidos- 2017-04-1110:45:39- AgenciaAFP

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, afirmó este martes que “espera” que el presidente sirio, Bashar Al Asad, deje el cargo para permitir una solución política a la guerra que devasta su país.

“Nuestra esperanza es que Bashar Al Asad no forme parte de este futuro”, indicó Tillerson ante algunos periodistas durante una cumbre del G7 en Lucca (Toscana, Italia), tras haber insistido en la necesidad de que el pueblo sirio decida su futuro político.

Tras los bombardeos de la fuerza aérea estadounidense del 6 de abril por la noche contra una base aérea siria, en represalia a un ataque químico del que se responsabilizó al régimen de Al Asad, “Estados Unidos continuará evaluando sus opciones estratégicas y las oportunidades de disminuir la violencia en Siria”, precisó Tillerson delante de sus colegas del G7, congregados el lunes y este martes en la ciudad toscana.

“Para ser claro, nuestra acción militar fue una respuesta directa a la barbarie del régimen de Al Asad”, aseguró.

Aludiendo al proceso de paz lanzado en Ginebra y apoyado por “varios países” para intentar un acercamiento de las distintas partes en el conflicto sirio, Tillerson precisó que éste sólo podría ser eficaz si viene precedido de un alto el fuego en el terreno.

Desgraciadamente, agregó, las negociaciones iniciadas en Astaná (Kazajistán) para una tregua, no fueron “muy efectivas”, consideró.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO