Un padrón de 11 millones 300 mil potenciales votantes no es nada despreciable porque equivale a la suma del padrón de por lo menos cinco entidades de la república, es decir, abarca muchos en uno. De allí la importancia de los resultados del actual proceso electoral en que se elegirá al gobernador del estado, pues el partido que hace gobierno lleva cierta ventaja, que no definitiva, a sus oponentes, particularmente en esa entidad en donde 121 de los 125 municipios han sido gobernados por la oposición al partido gobernante. En aquel estado el PAN ha gobernado importantes municipios, por su colindancia se le denominó “cinturón azul” y el PRD sentó plaza en la parte oriente, se le llamó “Franja Amarilla”, pero el PRI ha salido victorioso en elecciones para gobernador. Tiempos y circunstancias sociales y políticas han cambiado, por lo cual la elección de junio despejará interesantes incógnitas.