Xalapa- 2017-04-2713:07:19- Jesús Ruiz

El Congreso de la Unión debe avalar el juicio de procedencia contra Antonio Tarek Abdalá Saad, tema que se discute hoy por la comisión Instructora.

Así lo afirmó el diputado local independiente, Sebastián Reyes Arellano, quien incluso colgó una lona en las inmediaciones del edificio.

En su mensaje exigió el desafuero a los “saqueadores de Veracruz”, refiriéndose a los actuales diputados federales del PRI y partidos aliados que formaron parte del gobierno anterior.

Reyes Arellano también dijo que presentó un documento con el objeto de que se presente un exhorto a la Junta de Coordinación Política de la Cámara baja y que se gestionen recursos extraordinarios para Veracruz, debido a que la entidad pasa por un momento de insolvencia financiera.

Así, lamentó que esté pendiente de resultados la solicitud para que se inicie el juicio de procedencia a Tarek Abdalá, diputado del PRI.

El diputado veracruzano independiente recordó que el actual legislador fue tesorero de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), durante la administración de Javier Duarte de Ochoa.

Agregó que durante su periodo en la dependencia se utilizó el método de la “licuadora”, con el que se desviaron unos 25 mil millones de pesos.

Por ello el legislador local opinó que tanto el ORFIS como la ASF también deben de investigar a los demás legisladores federales veracruzanos, quienes en su momento fueron funcionarios de la pasada administración, tal es el caso de Adolfo Mota Hernández.

“El ORFIS y la Auditoría Superior seguirán investigando y en un momento dado ellos tendrán la competencia para presentar las denuncias correspondientes ante la PGR, en el caso de los recursos federales desviados, pero en el caso de recursos estatales ante la Fiscalía”.

En cuanto al exhorto a la JUCOPO del Congreso de la Unión sostuvo que es necesario que se generen recursos extraordinarios o un rescate financiero para Veracruz.

Recordó que con la llegada de Flavino Ríos Alvarado como gobernador interino se propuso un presupuesto para 2017 con un déficit de más de 21 mil millones de pesos, el cual se hizo para poner en aprietos a la actual administración.

Además, refirió que las auditorías que han realizado los organismos fiscalizadores federales y estatales señalan que existe un desvío de recursos por unos 100 mil millones de pesos, a la fecha, lo que refleja que es necesario un apoyo económico extraordinario para Veracruz.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO