No son chismes, sino un dialogo público entre el diputado Marco Antonio Núñez y el alcalde Ramón Poo acerca del estado en que se encuentran las aguas playeras para el disfrute turístico, uno señala que están altamente contaminadas por deshechos humanos y el alcalde asegura que están en buenas condiciones. El diputado Núñez es presidente de la Comisión de Aguas y Saneamiento, en cuyo caso es de suponerse tiene información relativa a lo que asegura; pero el alcalde le recuerda que el gobierno del estado a través de las Secretarías de Salud y de Turismo las considera seguras. El tema es recurrente cada temporada vacacional e independientemente de lo que se diga, la gente llega a las playas, es responsabilidad del gobierno el buen estado de esas aguas.