Agencias

En una carta a las autoridades del sistema penitenciario de Guatemala, Javier Duarte pide que lo dejen salir al patio, poner un colchón, un ventilador y una lámpara en su celda, así como alguien con quien hablar en la prisión de Guatemala en la que está recluido desde el 16 de abril.

“Me encuentro aislado con los otros privados de la libertad. No se me permite hacer deporte y escasas veces he platicado con alguien”, argumentó en una carta fechada ayer y divulgada a través de las redes sociales.

Duarte está en prisión preventiva con fines de extradición a México por los delitos de delincuencia organizada, lavado de dinero y desvío de recursos públicos.

“Escasas veces he conversado con alguien, por lo que yo he preguntado del por qué me encuentro en esas condiciones, y se me ha informado que esa es la orden por parte de la dirección del sistema penitenciario.

“No solicito que se me trate de forma especial, sólo quiero que se me trate con igualdad, como lo establecen los convenios internacionales y la Constitución Política de Guatemala”, expuso desde la prisión ubicada dentro del Cuartel Militar Matamoros.