Agencias

Dirigentes priistas de Xalapa denuncian la imposición de juniors y fidelistas, sin trabajo partidista, en la planilla electoral de Alejandro Montano Guzmán a la alcaldía de Xalapa, inclusive por encima de la voluntad del propio e inminente candidato.

Plenamente identificados, pero solicitando que sus nombres se mantengan en reserva por temor a represalias, los dirigentes populares del tricolor aseguran que estas imposiciones provienen directamente del presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, Renato Alarcón Guevara, por intereses políticos y económicos.

Específicamente se oponen a la designación en sitios privilegiados de la planilla de Juan Gabriel Fernández Garibay, Estela García Herrera, Carlos Aceves Amezcua, Dalia Pérez Castañeda y la fidelista Zazil Reyes Contreras.

De los dos primeros, los quejosos señalan que sus únicos méritos son pertenecer a dos familias adineradas de la ciudad, pero que carecen de simpatía y trabajo entre las bases priistas y electorales; de Carlos Aceves Amezcua, su inclusión se debe a que es amigo íntimo de Renato Alarcón.

Y tanto Dalia Pérez Castañeda como Zazil Reyes Contreras han alcanzado posiciones políticas gracias al impulso de sus padrinos, Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa, recordaron.

Los dirigentes aseveraron que se relega a verdaderos priistas como el dirigente del PRI municipal en Xalapa, José Luis Hernández López, también dirigente del sindicato de trabajadores de CMAS, quien tiene años de trabajo en las colonias de la capital y está siendo enviado hasta la quinta o sexta posición, y así como él hay otros dirigentes sectoriales que son excluidos.

Los dirigentes le recomendaron al futuro abanderado, Alejandro Montano Guzmán que se faje los pantalones y no permita imposiciones en la planilla, ya que el desprestigio de los fidel-duartistas Dalia, Zazil y Aceves, junto con la imagen de devastador de los recursos naturales del predio La Joyita, de Juan Gabriel Fernández y el anonimato de Estela García empeorarán la debacle priista.