El titular de la Auditoría Superior de la Federación, Manuel del Portal, fue enfático cuando en 2014 señaló al gobierno de Veracruz con el peor desempeño de la Gestión del Gasto Federalizado y subrayó en la ausencia de medidas de control y fiscalización al tiempo de anunciar que el resultado de las auditorías hechas a ejercicios anteriores arrojaba severas observaciones. A partir de ese entonces Duarte de Ochoa y su contralor aseguraban que se estaban solventando las observaciones, lo que resultó falso. Por esto ya no es noticia el que la administración duartista haya manejado desastrosamente el recurso público. Por eso se le persigue y muchos de sus colaboradores fueron coparticipes por omisión y comisión del daño causado a Veracruz.