Todo mundo la ve, sin embargo nadie la mira; todos lo oyen, pero nadie lo escucha; así parece ser la inexorable invasión a tierra dentro del mar comiéndose pedazos de playa en lo que parece no hay poder humano pueda evitar. Según conocedores del tema, la causa es el cambio climático que provoca el avance del mar en tres milímetros por año, nada imperceptible en algunas playas como “Mata de Uva”, en Alvarado y la zona norte de Costa Esmeralda, en donde el avance del mar es bastante perceptible y amenaza la infraestructura turística.