Es revelador el reportaje de animaalpolitico.com acerca de los pagos del gobierno de Duarte a empresas de comunicación ligadas a la entonces vocera Gina Domínguez; el interesante reportaje documenta cantidades millonarias entregadas a Servicios Especializados de Comunicación en Imagen S.A. de C.V. (SECI), propiedad de Gina Domínguez, y a tres radiodifusoras cuando aún no contaban con permiso para operar. Cantidades, empresas y quienes en ellas participaron aparecen documentalmente involucrados en la nota de animalpolitico.com. Difícilmente la señora Domínguez evitará el juicio social sobre su sospechoso enriquecimiento, dependerá del estricto apego al Estado de Derecho que pueda librar el rigor de ley anticorrupción, pues el crecimiento de su patrimonio es ciertamente inexplicable, razón por la que el ciudadano promedio se mantiene a la expectativa, escéptica y preocupada porque a cambio de librarse del castigo judicial la ex vocera mute a informante para golpear a Silva Ramos, otro de los presuntos implicados en el atraco a Veracruz, igual que Gina Domínguez.