La noche de ayer, en el programa La Conjura, estuvo el doctor entomólogo Martín Aluja, Director del Instituto de Ecología; su exposición fue clara, concisa y contundente acerca de cuanto ocurre en materia ecológica, sobre las agresiones que asestamos a la naturaleza y la escasa visión de gobernantes para poner coto a esa intemperancia. Islas de plástico en el mar, una ballena muerta por consumir decenas de bolsas de plástico, peces que se alimentan con minúsculas porciones de unicel transferibles al hombre con serias consecuencias para la salud, agua del subsuelo contaminada que propicia enfermedades dentales y de las vías renales, son solo algunas de las consecuencias derivadas de nuestra irresponsable agresión a la naturaleza. Y en esa desproporción vale recordar que para el desarrollo del proceso electoral en curso se tiene un presupuesto superior a cuatro mil millones de pesos, mientras al Instituto de Ecología apenas le alcanzan los 300 millones de pesos presupuestados para 2017.