Al paso de los acontecimientos, MORENA empezará a manifestar los mismos síntomas de sus congéneres PRI, PAN, PRD, etc., nada del otro mundo si consideramos que es una organización formada para ganar el poder e integrada por seres de carne y hueso provenientes del mismo caldo de cultivo. Quien ha puesto el dedo en esa llaga es el sacerdote Alejandro Solalinde al señalar que el candidato a regidor de Morena para Coatzacoalcos, Alberto Mijangos, dejó un pasivo por 40 millones de pesos, cuando fue director de C superintendente de recursos materiales del CPP, con 20 años de militancia priista; y que Víctor Carranza Rosaldo, candidato de MORENA a alcalde de Coatzacoalcos, fue investigado por la Secretaría de la Función Pública por manejos irregulares durante su desempeño como superintendente de recursos materiales del Complejo Petroquímico de Pajaritos. ¿Quién tira la primera piedra?