En los Estados Unidos no se duermen en sus laureles y cachan el dinero que los corruptos de México roban a los mexicanos y lo invierten allende el Bravo, pero allá lo incautan inmediatamente de descubrir su origen, obviamente en provecho de aquel país. Así le ha sucedido a colaboradores de Humberto Moreira, a la suegra de este a la que expropiaron su casa, a Guillermo Padrés, a Mario Villanueva y, lo más reciente, al ex gobernador panista de Aguascalientes, Juan Armando Reynoso Famat, a quien le habrán de decomisar 4 casas, 2 lotes y una propiedad comercial en San Antonio, Texas. Se le acusa de una transferencia de 5.5 millones de dólares durante el periodo en que gobernó Aguascalientes, de 2004 a 2010. Ese también podría ser el destino de los inmuebles comprados en Woolands,Texas por los “ínclitos” veracruzanos perseguidos por la justicia.