Opinión
Mario Javier Sánchez de la Torre
4 de abril de 2017

En la columna del pasado lunes abordamos el penoso tema de cuales son por el momento según la opinión pública veracruzana los servidores públicos de primer nivel, que debido a su fracasada actuación deben ser relevados de su encargo.

Encabeza la desprestigiada lista el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), seguido por el novato Fiscal del Estado (FGE) y por todo lo que ha venido sucediendo al interior de la importante Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), también está incluido el encargado del ramo.

Opiniones que ha desmentido el titular del Poder Ejecutivo del Estado, en especial por lo que corresponde a Téllez Marié, pues independientemente de que es uno de sus más cercanos colaboradores, por la añeja amistad que los une. También porque el quitar de ese cargo tan delicado a una persona de su confianza, no sería nada conveniente y menos si al conocer en el Gobierno Federal del cambió, siendo de su conocimiento lo rebasado que está la actual administración estatal en lo que ha seguridad pública se refiere, posiblemente se dieran a la tarea de “recomendar” a algún elemento castrense para ocupar el difícil cargo, lo que haría que se perdiera el control directo sobre este importante tema por parte del gobierno veracruzano, lo que por donde se analice no es nada conveniente.

Pero lamentablemente el mismo lunes día de la citada publicación, se dio en el Centro Histórico de esta capital un acto de represión en contra de manifestantes del Municipio de Soledad Atzompa. Grupo de ciudadanos veracruzanos que estaban protestando por la falta de pago a varios de los elementos que brindan seguridad a la población y apoyo a la policía municipal en esta importante tarea. Pero que en su desesperación de ser atendidos por lo servidores públicos sordos de Palacio de Gobierno, se vieron en la errónea necesidad de interrumpir la circulación vehicular de la céntrica calle de Enríquez, situación más que suficiente para que se ordenara la intervención represiva de los granaderos, resultando una persona lesionada.

Con lo que se suma una acción más, negativa, a la primera administración estatal penista-perredista, que tiene bajo su responsabilidad Miguel Ángel Yunes Linares. Siendo ésta no la única situación que se presentó en lo que se puede calificar, como el primer “lunes negro” de Yunes Linares. Pues también en diferentes partes de esta capital se presentaron protestas contra su administración, siendo la mayoría por la falta de pago de los salarios de los trabajadores al servicio del Gobierno del Estado.

Así tenemos que desde primera hora se manifestaron profesores-directores que ya fueron evaluados, resultado de la Reforma Educativa, en las oficinas de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), por no haber recibido desde hace más de una año de parte de la administración estatal, el aumento salarial que ya se ganaron. También se manifestaron trabajadores del sector salud del Programa Cáncer de la Mujer, en las instalaciones de la dependencia, también por no recibir desde hace varios meses sus sueldos. Ante las oficinas del Instituto de Pensiones del Estado (IPE), se manifestaron pensionados de Seguridad Pública que desde el año 2011 no han recibido su prestación.

Por lo que respecta al Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz (COBAEV), estuvieron en paro los 71 planteles de la entidad, también por la falta de pago de prestaciones, así como que la Secretaría de Finanzas y Planeación (SEFIPLAN), desde el mes de junio del año 2016, no ha realizado el pago al FOVISSTE de sus viviendas, el cual mes a mes se les ha descontado, lo que aquí se está hablando ya de un grave delito por parte de servidores públicos.

Así pues inició la presente semana, reflejando lo que está siendo la actual administración estatal, una administración ineficiente o corrupta. ¿Usted qué opina, estimado lector’  Hasta el viernes. noti-sigloxxi@nullhotmail.com (Fech. Púb. Miér. 5-abril-17)