O  P  I  N  I  O  N
Por Mario Javier Sánchez de la Torre.

Interesantes sin duda y también llenas de sospechosismo, las solicitudes que dos organizaciones ciudadanas presentaron la semana pasada ante el Consejo General del Organismo Público Electoral (OPLE) de Veracruz, para poder convertirse en jugosos económicamente hablando partidos políticos, en esta entidad.

    Petición a la cual tienen derecho según la legislación electoral vigente, siempre y cuando lleguen a cumplir con todos los requisitos (Arts. 38 y 39 Cód. Elec. Edo. Ver.),  que pide para poder asumir esta importante posición, tanto desde el punto de vista político, como económico.

    Requisitos que son menos difíciles de cumplir, que los que se solicitan a los ciudadanos que se atreven a cometer la osadía política-electoral de pretender ser candidatos independientes. Pues comprobado está, que la aprobación de esta figura electoral por parte de los partidos que han ostentado el poder a nivel federal en esta nación, solamente fue, como se dice, “de dientes para afuera” y cumplir así con algunas de las presiones que a nivel internacional han tenido sobre sus periodos de gobierno.

    Así que por lo citado surgen varios cuestionamientos: ¿Cree usted estimado lector que el Estado de Veracruz necesita más partidos políticos que los vigentes? ¿A qué cree usted que obedece el tratar de poner en funcionamiento más organismo tan inútiles y costosos?

    El tratar de responder solamente estos dos cuestionamientos es importante para todos los que aquí habitamos y por tanto pagamos nuestro impuestos. Pues si el OPLE VERACRUZ llegue a aprobar estas dos solicitudes, que puede suceder en el caso de que cumplan con todos los requisitos que exige la legislación electoral vigente, la situación de quiebra económica de la actual administración estatal, por razones obvias no podrá responder a esta necesidad. Pues somos testigos lo difícil que la ha sido poder otorgar parte de los recursos que se están necesitando para que se pueda desarrollar el actual proceso, el cual aún no termina y no se sabe con qué y cómo finalizará desde el punto económico.

    Cómo segunda respuesta al primer cuestionamiento, cuál cree usted estimado lector, sería la respuesta de los habitantes de esta entidad federativa, si se hiciera una encuesta preguntando si se desea que haya más partidos políticos, no solamente aquí, sino en todo el país. La respuesta la acaba de dar usted amigo lector, definitivamente es no. ¿Por qué? Por lo inútiles que son y lo caro que nos resultan a todos los mexicanos. Creo que no hay mucho más que explicar al respecto.

    Por lo que respecta a la segunda pregunta, en la que el trasfondo no es de tipo económico, sino político, hay que analizar el por qué en este momento estas dos organizaciones “ciudadanas”    -nunca su servidor había oído hablar de ellas-     hacen esta sospechosa solicitud. Así como también, no quien las dirige, eso no tiene importancia, sino quien las patrocina, desde cuando funcionan en el Estado de Veracruz. Por qué uno de los requisitos para convertirse en partido político es tener presencia a nivel estatal y eso no se logra en un día, ni en cuatro meses de trabajo.

    Así pues, es muy importante el saber realmente cual es el origen de éstas dos organizaciones de “ciudadanos”, quien las patrocina, porque también para que los organismos políticos funcionen se requiere dinero, billullo, noney, como dicen los argentinos plata. Y por el momento, tengo entendido no tienen aún derecho a prerrogativas.  Pero lo más importante, lo que difícilmente darán a conocer, sus objetivos. Son estos, de llegar al poder,  llevar el bien común a la población veracruzana o solamente servirse de ésta como lo hacen los actuales partidos.

O lo más grave de todo, el constituirse, para en su momento, dentro de un año y meses, para el 2018, ser el apoyo de esos candidatos nóveles, chapulines partidistas, sin ideología, chambistas. Y formar coaliciones con los existentes desprestigiados partidos, aportando lo que todo el electorado quiere, nuevos partidos y sobre todo nuevos candidatos, que no lo serán, ni los institutos políticos, ni los participantes. Pues lo que se está tratado de hacer, es tejer una red política-electoral con otros nombres, pero con los mismos objetivos de corrupción y otro grupo de corruptos, similar a los que estamos viviendo.

        Así pues, no tenemos conocimiento hasta donde el OPLE VERACRUZ, tenga atribuciones para investigar el origen de estas organizaciones “ciudadanas”, pero sí las tiene, esperemos haga su trabajo lo mejor posible, pues es de gran responsabilidad el otorgar el registro como partido político a cualquier agrupación ciudadana, por todo lo que ello implica, desde el punto de vista político y social.

    Pero insisto y seguramente usted también amigo lector ¿Para qué más partidos políticos? Hasta el miércoles. noti-sigloxxi@nullhotmail.com. (Fech. Púb. Lun. 17-abril-17)