Contraesquina Política
Fernando Martinez Plascencia

Coatzacoalcos, Ver. a 22 de Abril de 2017

 

Miguel Ángel y Héctor Yunes: Se pelean la putrefacción…….del cadáver de Javier Duarte.

Lupilla Félix: Le inyectará millones de pesos………a la campaña de Carlos Vasconcelos.

Saúl Wade: La corrupción le viene……..de herencia.

Como las aves de rapiña, Héctor Yunes Landa reclama parte de la putrefacción del cadáver político de Javier Duarte de Ochoa. Dice que él había exhibido públicamente el desastre financiero de su gobierno y sus desacuerdos, pero se le olvidó decir que con tal de quedarse con la candidatura al gobierno se arrastró a sus pies.

Mete reversa, total, dice, es un cambio de velocidad. Ha tenido que tragarse sus palabras el día hoy.

Pero también exige parte del hedor el gobernador, su primo.

Que no se cuelgue medallas de la captura del ex prófugo, le reclama a Miguel  Ángel Yunes, ante las declaraciones de soberbia del gobernador, para tratar de lograr la mayoría de las presidencias municipales que están en juego en esta elección.

El gordo-volvió a subir de peso- es la carta fuerte “contra la corrupción” a la que le apuesta el gobierno federal y estatal, unos del PRI y otros del PAN. Pero todos dándose el gran festín con el excremento político del ex gobernador.

Todos en la rebatinga como las hienas. A ver quién se lleva la “mejor tajada” para sus proyectos políticos. Se comerán hasta los huesos, no dejaran huella de este cadáver que empezó a descomponerse desde hace mucho tiempo.

Pero el desenfreno y el frenesí-como los zopilotes-del gobernador tienen una razón de ser, y un motivo bastante fuerte.

Hoy como ayer, el fantasma de la derrota persigue a Miguel Ángel Yunes Linares,  como cuando siendo secretario de gobierno con Patricio Chirinos, se apoderó del partido en un claro madruguete buscando ser el candidato a gobernador. Las elecciones en aquella época se daban al mismo tiempo, tanto la de gobernador, presidentes municipales  y diputados locales, sufriendo la peor de las derrotas el PRI siendo el dirigente estatal.

Ese estigma nunca se lo ha podido quitar, y hoy nuevamente parece que las condiciones para sufrir una nueva derrota están dadas, ahora será MORENA quien se la propine.

A Miguel Ángel Yunes Linares no le serviría de nada haber ganado la gubernatura y volver a perder la mayoría de las presidencias municipales, sería un duro golpe a su ego, de por sí ya gastado por su falta de estrategia ante  la enorme inseguridad que día con día se incrementa.

Perder significaría tener que sacrificar su plan transexenal con alguno de sus hijos.Se acabarían sus sueños de señor feudal. Recuerde que éste gobernador no es diferente a todo aquel que ha probado las mieles del poder. También tiene cola que le pisen, se lleva de tu con la corrupción en todos los cargos que ha ejercido.

Así que en mejor momento no pudo haber sucedido la caída del hasta ayer orgullo de Enrique Peña Nieto, su nueva generación política. Priistas y panistas harán de la carroña llamada Javier Duarte, el estandarte de sus campañas.

Les alcanzará para el 2018? No. A ver quién se apendeja, porque bien dice el dicho “cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”. Le late de aquí al siguiente año César Duarte y Roberto Borges? Chance. En política nada es circunstancial.

Con la captura en Guatemala de uno de los peores ladrones y corruptos que ha parido Veracruz, termina de encuerarse Fidel Herrera Beltrán, el padre putativo de  muchos discípulos que destruyeron a este Estado.

Deberá llamar a cuentas el gobierno federal al propio Fidel Herrera, y a otros tantos cómplices del saqueo de Veracruz? Si no lo hace, la especulación del pueblo se confirma: que solo es una llamarada para tratar de recuperar algo de credibilidad. Es la voz populi que no cree en un sistema que sexenio tras sexenio miente para hundirnos en la miseria, en la pobreza e inseguridad, y en el robo burdo y descarado de una “clase política” que se niega a morir por culpa del mismo sistema.

Si realmente el gobierno federal tiene la intención de acabar con la impunidad, deberá de irse a fondo, porque en este saqueo cometido por don  Próspero en Veracruz no actuó solo, tiene cómplices, se llaman Erick Lagos, Edgar Spinoso, Alberto Silva, Adolfo Mota, Tarek Abdala, Jorge Carvallo, este último despreciado por su propio padre por corrupto. Gozan de fuero como diputados federales, algunos cuentan ya con la complicidad del que dice combatir la corrupción: Miguel ángel Yunes Linares.

A estos malditos, junto con Fidel Herrera Beltrán no les importo sumir al pueblo veracruzano en un baño  de sangre y lágrimas. Muertos y desaparecidos por doquier que no terminan de contabilizarse. Esta generación que llegó con este asqueroso corrupto, que vendió su alma al diablo, es una de las peores, y ojala no se repita..

Se arrepentirá Fidel de haber impuesto a Javier Duarte? Sí, seguramente. JDO lo enterró políticamente. Terminó su carrera política del negro? Sí. Dicen que en política nadie está muerto, pero, Quién en su sano juicio se atrevería a colocarlo en algún cargo público ahora o después? Vaya paradoja del negro que termina sus días en la peor abominación de la que se tenga memoria.

Devolver lo robado? No creo. Al chino Zhenli Ye Gon le incautaron 205 millones de dólares y todo desapareció.

La fortuna mal habida de Javier Duarte también desaparecerá, como ha desparecido hoy su familia política, que tristemente lo ha abandonado para que se “pudra en la cárcel” de Guatemala o en México, da igual.

Aquí termina y comienza la historia de un caso similar al de Mario Villanueva Madrid, que pasó de la gloria al infierno, que anduvo a salto de mata por un corto periodo de tiempo, aquel ex gobernador acusado y señalado por el gobierno de Estados Unidos y de México en el sexenio de Ernesto Zedillo de ser aliado de narcotraficantes, a los que permitió impunidad en su gobierno de Quintana Roo.

Javier Duarte no es narcotraficante, pero está denunciado por Delincuencia Organizada, y Operaciones con  Recursos de Procedencia Ilícita, de lo que son señalados los señores de las drogas.

Hoy más que nunca está visto que quienes se sienten dioses, y piensan que el dinero público les pertenece, y que pueden hacer lo que quieran están equivocados.

Muchos presidentes municipales están en la misma situación, hicieron buenos negocios con el gordo y con la Karíme. Si la investigación va a fondo saldrán raspados.

Los ve usted caminando impunemente, en lujosas camionetas blindadas, con guardaespaldas, dándose vida de rey, como si no se hubieran robado un solo peso.

Un caso de estos es el del ex presidente municipal de Coatzacoalcos Marcos Theurel Cotero, que dejó en completa bancarrota al ayuntamiento, salió del encargo municipal millonario, y cínicamente, con todo el poder de ese dinero que se robó, pretende meter a su vieja, la Lupilla Félix, hija de otra ratera como lo es la Lupe Porras ex presidenta municipal de Minatitlán como síndica del candidato del PRI Carlos Vasconcelos Guevara. Quien creyendo que con el nuevo rostro de la Lupilla, producto de una cirugía de nariz,  al estilo del señor de los cielos, le traerá muchos votos. Nada más falso que eso, el pueblo sabe que todo lo que tienen es producto de lo robado.

La madre de la Lupilla, la corrupta Lupe Porras se robó cientos de millones de pesos de Minatitlán siendo alcaldesa, y ahora ésta, la lupilla, viene a chingar al pueblo de Coatzacoalcos. No tienen llenadera como dijera el padre de todos los corruptos de Veracruz Fidel Herrera Beltrán.

De verdad no tienen verguenza estos malditos políticos que piensan que el pueblo no se da cuenta que sus enormes fortunas provienen de lo mal habido, del saqueo, del desvío de recursos económicos.

Este es el México que no se cansa de tener a tantos corruptos en cargos públicos o de elección popular.

Ahí tiene usted el otro caso, el del cínico ex tesorero municipal de Minatitlán, Saúl Wade León, hijo de Jorge Wade González, otra rata, líder de la sección 10 de petroleros de este municipio, quien hoy busca quedar en la planilla del candidato del PRI Norberto Luna.

Este siniestro personaje se embolsó cientos de millones de pesos del erario público, manejando dicha tesorería a su antojo, sin que el inútil alcalde Héctor Cheng Barragán dijera nada al respecto, todo por la simple y sencilla razón que este bueno para nada, que hoy calienta la silla municipal también es comisionado sindical, ahí donde solo los chicharrones del “jefe político” de la 10 truenan.

Pues bien,  el corrupto de Saúl Wade, sera el proximo regidor primero en dicha planilla del PRI, todo por obra y gracia de su papi, el corrupto y arcaico ladrón de las cuotas sindicales de los petroleros de la 10.

Como podria comprobar Jorge Wade González su enorme fortuna, su enriquecimiento? Seguramente de ninguna forma.

Pero el colmo de todo esto es que el nefasto Saúl Wade pretende también meter a su “quelite”, amante, canal dos, o como usted le quiera llamar, Citlali Figueroa Artigas, ex secretaria del ayuntamiento, como síndica en la planilla del Doctor Norberto Luna, que impotente ve pasar semejantes atrocidades, atado de pies y manos para negarse a dichos acuerdos, ya que del sindicato petrolero saldrán  los millones de pesos para la campaña, con el riesgo de perder la elección por dichos nombramientos que desacreditan más al PRI, y enfurece más al pueblo.