Informe Rojo
Mussio Cárdenas
25 de abril de 2017
* Video exhibe a Eva Cadena  *”Empresarios” intentan maicear al Peje  * AMLO se dice ajeno  * Con Bejarano y Costa fue igual  * ¿Y si fue dinero del narco?  * Tony Macías, exhibido en Televisa  * Ramón Ortiz y la sindicatura en el PAN  * Nada para nadie en el PRI  * La pejeconsejera y su mamá  * Nanchital: lío por la sindicatura

Puro y limpio, Andrés Manuel López Obrador pregona que lo suyo es la honestidad, así sus alfiles, los cercanos y los que no, reciban dinero ilegal para apuntalar el proyecto de nación de Morena. Y qué contrasentido. Un video exhibe a Eva Cadena con fajos de billetes en las manos.

Sacude a Morena y a los chairos ver a su diputada por el distrito 30 de Veracruz tomar el dinero, pedir una “bolsita”, llenarla con medio de millón de pesos en efectivo, que una supuesta empresaria le pide entregar al Dios Peje.

“Le entrego medio millón para López obrador, diputada, por favor”, le dice.

La mujer le expresa que ese dinero es para López Obrador. Eva Cadena responde: “Ah, okey. Se lo entrego directamente a él”.

Obvia la intención, le hacen énfasis en que el medio millón de pesos es para el líder de Morena. Así, lo reiteran en otro momento del video.

Sacude a AMLO y a sus huestes el video que incrimina a sus operadores en Coatzacoalcos y Xalapa, a Rocío Nahle y Cuitláhuac García, al dirigente estatal, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, intentando asimilar el golpe letal que la mafia en el poder le dio al ídolo de las izquierdas, intuyendo que una serie de errores así los aleja de Los Pinos y de transformar, según ofrece el Peje, a México.

Muy de mañana, apenas a las 7, este lunes 24, Despierta de Carlos Loret de Mola difunde un video que originalmente es revelado por el periódico El Universal. En él se observa a Eva Cadena atenta, escuchando a sus interlocutores, sabiendo que hay empatía entre el empresariado y el líder y dueño del Movimiento de Regeneración Nacional.

Fuera de cuadro, con voz deformada, su interlocutor o interlocutora le pide llevar el medio millón de pesos a López Obrador. Y Eva Cadena asiente.

No es un soborno, es un apoyo a tan digno movimiento, a la única esperanza que le queda al mexicano para vencer la desigualdad, el saqueo de la riqueza, los malos gobiernos que se nutrieron en el salinismo y llevar a cuentas a la oligarquía que atesora los recursos que debieran distribuirse entre la sociedad, destroncar al PRI-AN.

Sólo 3:16 minutos dura el video pero es demoledor. Un día antes, El Universal buscó a Eva Cadena y le preguntó sobre el dinero. Ella lo negó. Pretendieron una explicación del equipo cercano a López Obrador y no hubo respuesta.

En el impreso de El Universal se lee un encabezado golpeador: “Representante de Morena recibe dinero para AMLO”. Y el video adjunto al texto en el portal del rotativo.

Lo retoma Loret de Mola y comienza a desgranarse Morena, golpeado en las redes sociales, en los portales de los medios de comunicación, en la prensa nacional e internacional.

Minutos después Eva Cadena es linchada. Siente la daga de Rocío Nahle, que se le va a la yugular. Replica en Facebook la candidata de Morena a la alcaldía de Moloacán, Victoria Rasgado Pérez. Van en sintonía con la secretaria general de Morena nacional, Yeidckol Polenvsky.

“AMLO nos da la confianza en este gran movimiento pero quien la defrauda se va expulsado y manchado por su propio actuar”, escribe Nahle en Twitter.

Argumenta Yeidckol que Eva Cadena no es cercana a López Obrador, como si así mitigara el daño a su líder, el paladín de la honestidad que en cada campaña presidencial, o en sus meses previos, siente que el fango de la corrupción lo salpica. AMLO no se corrompe, los suyos sí.

En 2004, el 3 de marzo, el diputado panista Federico Döring difundió en el programa El Mañanero, de Víctor Trujillo, en su caracterización de payaso Brozo, la imagen en que el operador estelar de López Obrador, René Bejarano, tomaba varios fajos de billetes y la ligas de manos del empresario Carlos Ahumada Kurtz, “novio” de la ex jefa de gobierno del Distrito Federal, Rosario Robles Berlanga.

Dijo entonces el Dios Peje ser ajeno a ese acto de corrupción. Bejarano pasó un año en la cárcel hasta que logró evadir la acción de la justicia y llegó a expresar que por López Obrador se la tuvo que “comer todita”.

En 2006, en su oficina de la colonia Narvarte de la ciudad de México, cuestionado por este reportero sobre qué pasaba por su mente en el momento en que observaba las imágenes suyas tomando el soborno de Ahumada, Bejarano tuvo dos expresiones: “Miraba sin ver. Sólo pensaba” y “Era mi cabeza o la de Andrés, y tuvo que rodar la mía”.

Honestísimo, López Obrador no es ajeno al actuar de sus alfiles. Los sabe implicados. Los sabe enredados. Los sabe acarreando maíz con gorgojo, como suele decirle a los periodistas a los que les imputa —sabrá si algún día aporte una prueba— que el gobernador Miguel Ángel Yunes les da línea.

Otro caso, ocho años después del primero, le reventó en plena campaña presidencial. Fue el pase de charola en las Lomas de Chapultepec, en una cena a la que acudieron su cineasta de cabecera, Luis Mandoki, y el especialista en marketing político y guerra sucia, el uruguayo Luis Costa Bonino.

Sucedió el 24 de mayo de 2012. Lo reveló el periódico El Universal en su edición del día 30. Un audio deja escuchar las voces de los lopezobradoristas. Costa Bonino les refiere que el PRD, entonces partido por el que contendió el Dios Peje, requería 6 millones de dólares para culminar la campaña presidencial.

Ninguno de los empresarios accedió. AMLO reviró diciendo que a Costa Bonino ni lo conocía. A Mandoki sí, que era quien había realizado la película ¿Quién es el Señor López?

Usó una frase para el deslinde: “Yo no envié a nadie a pedir dinero a mi nombre”.

Así es AMLO. Honesto él, limpio él, nunca pide, nunca usa dinero ilegal. Y siempre hay rasgos de fondos fuera de lo que la ley permite.

Sacrifica a quien sea, esta vez Eva Cadena Sandoval, a quien el 8 de abril, en Las Choapas, mostró como una candidata ganadora, vencedora en la diputación por el distrito 30, por lo que su intención de ser alcaldesa postulada por Morena no obedecía a ninguna imposición.

Concluido el mitin, caminando entre los morenistas, se escucha una voz que cuestiona. ¿Eva Cadena es corrupta? AMLO mueve el dedo de la mano en sentido negativo. Le insisten y vuelve a negar.

Desatado el escándalo, este lunes 24, linchan a Eva Cadena Sandoval las Rocíos, las Yeidckol, la broza de Morena, los chairos y los pejezombies.

Uno de ellos, el líder estatal de Morena, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, se muestra desconcertado. Eva Cadena es diputada por su apoyo. Contra viento y marea defendió su candidatura y no erró.

Hoy la abandona. Hoy dice que Manuel Huerta que si hay otros videos que impliquen otras entregas de dinero, que se sean exhibidos, que no hay por qué solapar a nadie. El dardo es venenoso. El dardo es letal. ¿Quién más recibió fajos de billetes?

Habla el Peje en un video de cinco minutos y habla de sí mismo. Es guerra sucia y el objetivo es él. Y así es. Es la mafia en el poder que lo embiste. Son Salinas, Calderón, Peña Nieto, Yunes Linares, lo peor de México con sus misiles de lodo. Pero nada pueden contra quien tiene un escudo de honestidad. ¿Y Eva Cadena? Ah sí, le pusieron un cuatro.

Eva Cadena chamaqueada. Eva Cadena timada. Eva Cadena engañada. La letanía de hoy en Morena. Ora por ellos, pues.

Morena no es peor que sus adversarios, pero tampoco es mejor. Priistas, panistas, verdes, perredistas, dantistas, todos han hecho, hacen y seguirán haciendo uso de dinero de dudoso origen —del narco, del erario, de fuentes no reportadas al INE— porque así es la política en México. Pero no todos pontifican que los honestos son ellos, como el Peje y sus seguidores; y que los corruptos son otros, los del PRI-AN-PRD. Los morenistas, según la Biblia del Dios Peje, no roban, no mienten, no traicionan. Sólo agarran sobornos de 500 mil pesos para López Obrador.

Pierde Eva Cadena su candidatura a la alcaldía de Las Choapas, declinando para no enrarecer el proceso electoral, para no dañar más a López Obrador.

Aguanta el golpe la ex regidora que hace 12 años fue panista y luego llegó al cabildo de Las Choapas bajo las siglas del PRI. Calla y deslinda a todos. Nadie sabía del dinero, dice, y así como le llegó, así como le fue entregado en el hotel Terranova de Coatzacoalcos, lo devolvió en una nueva reunión en el hotel Marriott.

Imposible creer que una empresaria como es Eva Cadena no sepa con quién se sentó a hablar, a quién le recibió medio millón de pesos que debía entregar al Dios Peje. ¿Y si fue dinero del narcotráfico o de alguna otra actividad ilegal?

Su caso se inscribe en la vendetta de corrientes morenistas. Una, la que encabeza Rocío Nahle, que desde la campaña a la diputación local en 2016 la tiene en la mira e intentó bloquearla, y otra, la de Manuel Huerta, su padrino. Obvio, Manuel Huerta pierde y no será ya candidato a la gubernatura de Veracruz. Son los genes del PRD, la autodestrucción como fin.

Selló así su destino. Linchada por Morena, Eva Cadena no puede ser expulsada como exige la diputada Rocío Nahle porque nunca fue militante. Puede regresar al Congreso de Veracruz pero ya no a la fracción parlamentaria de Morena. Y aún así, calla para no hundir al Peje. ¿Por qué? ¿A cambio de qué?

Fue un error, dice, mientras los chairos la destrozan, mientras los dirigentes la desdeñan, mientras López Obrador sigue pregonando que él —quién sabe otros— es todo honestidad.

Morena iba bien y se comienza a desgranar.

Archivo muerto

Brilla Tony Macías en el canal de las estrellas y con él su historial, el despojo de tierras, las triquiñuelas por las que el gobierno de Veracruz le integra una investigación judicial. Demoledor el reportaje de Luis Pavón Vázquez en Despierta, el espacio noticioso de Carlos Loret de Mola, ventilando este lunes 24 el fraude del Parque Tecnológico Puerto México, la planta Frutas y Verduras Asépticas de Veracruz y el trafique de terrenos, donde el padre de Karime Macías Tubilla, el suegro incómodo de Javier Duarte, aparece comprándose a sí mismo en una sola operación. Lo describe Televisa como el cómplice de Fidel Herrera Beltrán, y confirma lo que en palacio de gobierno ya es inminente: la denuncia penal por la que pronto, muy pronto, estará en prisión o se echará a correr… Entre rojo y amarillo, el PAN en Coatzacoalcos. Su candidato a la alcaldía es el ex priista Jesús Moreno Delgado, marcelista de toda la vida, a quien desde palacio municipal le siguen operando estructuras y promoción del voto. Su candidata a síndica podría no ser Maritza Ambrosio —se resiste a renunciar—, como aprobó el PAN nacional, sino Claudia Bonilla, esposa del empresario del transporte de materiales, Ramón Ortiz Cisneros. Se ve, pues, que puede más el billete que la militancia y que la doctrina del Bien Común. Y con un panismo que no le da agua ni al gallo de la pasión, que se empeña por ser gobierno pero no le invierte un centavo a las campañas, el líder del Grupo Ortiz terminará por imponer a la dueña de sus quincenas, que se miden en millones, producto de sus jugosos contratos en el área de la construcción. Ortiz Cisneros no es político ni va para allá. Así se venda como el diputado ideal o se presente como “Don Ramón”, abriéndose puertas pues algunos imaginan que se trata de Ramón Hernández Toledo, el líder de la Sección 11 del sindicato petrolero. Sus orígenes están en el Partido de la Revolución Democrática, donde aún mantiene sus enclaves. O sea, el partido azul apuntala a los tránsfugas del PRI y del PRD… Guerra de nervios en el PRI. Sin candidatos definidos a regidores, se registra este martes 25 Carlos Manuel Vasconcelos Guevara en Xalapa. Su candidata a síndico por Coatzacoalcos será Guadalupe Félix de Theurel, que dígase lo que se diga, tiene su voto duro y su grupo de operación electoral conformado por decenas de promotoras priistas. Del resto de la planilla, nada. A Guadalupe Peña Recio la repudian los maestros de su central, la Sección 32 del SNTE. A Felipe Rodríguez Gallegos lo ven con recelo por ser hermano de Víctor Rodríguez Gallegos, ex secretario de Gobierno de Marcelo Montiel en su segunda alcaldía; si Victor no es bien visto por el priismo y menos por los electores, Felipe está 10 veces peor. Sólo dos personajes tienen su espacio seguro: el secretario de Gobierno del alcalde Joaquín Caballero Rosiñol, Oliver Damas de los Santos, y el ex dirigente del Grupo Integra y hermano del nada bien recordado Iván Hillman Chapoy, el constructor Jonathán Hillman. Sólo que no serán los primeros de la lista. Habrá una propuesta cetemista. El Clan Prot, que cada vez produce menos votos, reclama la regiduría para la agente municipal de Allende, Keren Prot Vázquez. Quienes están en el círculo de Carlos Vasconcelos aseguran que habrá por lo menos una sorpresa… Entre mofa y serio, se da la candidatura de Raquel Díaz Páez a regidora sexta propietaria en la planilla de Morena por la alcaldía de Coatzacoalcos. Doña Raquel es mamá de la consejera ante el Instituto Nacional Electoral, Tania Pamela Mijares Díaz. De ahí que ahora le llamen la “pejeconsejera” en el distrito 11 federal de Veracruz… Tácitamente, el PRI en Nanchital ya perdió. Su candidata a síndica será Guadalupe Benítez Manuel, de pésimo historial en su pasó por el sistema de agua y por un detalle a media campaña habrá de estallar: su residencia real está en Hueyapan de Oacampo. Lupe Benítez es esposa del ex alcalde de Hueyapan, Eduardo Ríos Fararoni, quien esta vez busca de nuevo la presidencia municipal por el Partido del Trabajo. O sea, el PRI estaría nominando a Lupe Benítez para síndica en Nanchital mientras su marido pretende ser alcalde en Hueyapan por el PT, partido opositor al tricolor. Su fama es el otro dilema. En los días de Fidel Herrera como gobernador, Lupe Benítez fue directora de CAEV en Nanchital; con Javier Duarte, subdirectora administrativa, con fuertes observaciones del ORFIS, presumiendo facturas apócrifas para justificar gastos. Con Yunes Linares es auxiliar administrativa, ya basificada. Logró la plaza por ser ahijada del impresentable Francisco Valencia García, alias Paco Grasa, hoy en prisión, sujeto a juicio por desvío de recursos. Dos veces fue liquidada y regresó. Sólo un milagro haría ganar al candidato priista a la alcaldía, Adolfo Morales Zárate, recomendado del líder petrolero, Ramón Hernández Toledo. Si no fuera Lupe Benítez, la otra carta es Zeila Iliana Rodríguez Cruz, quien hasta hace unos días era directora del DIF municipal, habiendo cobrado su último salario el 15 de abril; o sea, ya no está en tiempo de ser candidata y fácilmente sería impugnada. Las otras cartas son Maribel Rodríguez, secretaria general del OMMPRI, el sector femenil priista, y Patricia Martínez Mendoza, propuesta del Partido Verde y esposa del grillo fiel, Víctor Nazariego. Focos rojos para el PRI en Nanchital. Y el PVEM ya piensa en el retiro…

mussioc2@nullgmail.com

mussiocardenas_arellano@nullhotmail.com

www.mussiocardenas.com