Ahora resulta que la detención de Duarte de Ochoa se llevó a cabo en base a la denuncia presentada por la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, según se afirma desde la Procuraduría General de la República. No es irrelevante la aclaración, pues se entiende como una respuesta a la declaración del gobernador Yunes Linares sobre el cumplimiento de su promesa de meter a la cárcel al ex gobernador veracruzano. Aunque para los veracruzanos lo importante es la captura de Duarte de Ochoa y se le aplique el rigor de la ley para desalentar a quienes desde la clase política en cargos públicos pretendan súbito enriquecimiento. Finalmente, el mérito es de la ciudadanía veracruzana que, como Fuente ovejuna, cansada de doce años de atropello impune, decidió ponerle fin.