El señor Nicanor Moreira buscó ser candidato a alcalde por la alianza PAN-PRD en donde le dieron esperanzas para finalmente ser desplazado cuando ya había platicado con David Velasco y la señora Ferráez para sumarlos a su proyecto. Si hubiera alcanzado esa candidatura sería un candidato competitivo, en cambio habiendo sido postulado por Nueva Alianza es obvio que ya no compite para ganar y entra a la esfera de una estrategia electoral cuya consigna es restarle votos al PRI; para ese propósito le acercaron a dos operadores ex priistas, duartista uno de ellos, gente que se benefició y hasta enriqueció en el PRI y ahora aprovechan sus contactos priistas de antaño más que para darle votos a Moreira, para quitárselos al PRI. Pero este caso no está cerrado, porque el OPLE tiene que revisar si procede el registro de Moreira, pues participó en dos procesos de asignación de candidaturas en partidos diferentes.