Se difunde en las redes sociales un video en el que Andrés Manuel López Obrador ofrece trabajo y educación a miles de jóvenes mexicanos, el costo de esa intención supera los 100 mil millones de pesos, nada comparable, dice, con los más de 500 mil millones de pesos robados por la clase política cada año. Puede ser un buen deseo, puede estar inspirado en las mejores intenciones, pero el sentido común alerta de una trampa cacha votos, porque no explica en que entramado sostendrá ese programa, dónde dará trabajo a los jóvenes, los criterios de selección etc. Sin duda el video jala votos, pero de igual manera esparce un insoportable tufo a populismo atrapa votos.