Del muro de Juan José Llanes Gil del Ángel

ANOMALÍAS EN EL CONGRESO DEL ESTADO.

En el afán de imponer una política laboral arbitraria, ilegal, violatoria de derechos humanos y laborales, el Congreso del Estado de Veracruz que administra el Partido Acción Nacional con su comparsa el PRD, ha determinado -como antaño, el priismo duartista- pisotear a trabajadores.

Actualmente, se pretende obligar a empleados que prestan servicios para el Poder Legislativo desde hace tiempo, a suscribir “contratos temporales”. La intención es hacer un “borrón y cuenta nueva”, con el propósito de poder despedirlos bajo el argumento de la terminación de un contrato, desconociendo antigüedad ya generada.

Y a quienes se han negado a suscribir tales contratos (porque advierten que son auténticas emboscadas), les están reteniendo el pago de su salario ya devengado, a la voz de “o firmas o no te pago”.

El nuevo régimen, en todo su esplendor.