Por si acaso…

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez

3 de abril de 2017

*Yunes-Corral: similitud
*Indagan a varios medios

 

LOS ROMPIMIENTOS entre medios de comunicación críticos y Gobernadores emanados del PAN se están volviendo práctica común. En Veracruz la historia es conocida: Miguel Ángel Yunes Linares acusa de duartistas a todos, midiendo con el mismo rasero a críticos y salameros, y en ese tenor suspendió contratos de publicidad, y solo dispensa ciertos “cochupos” a dos o tres que le hacen la ronda. Otros, sin embargo, están siendo investigados por algunos elevados contratos que recibieron en la pasada administración, recursos que, a decir verdad, no son acordes con la circulación de semejantes panfletos. Y es que muchos, en efecto, tiran entre 15 y 25 mil ejemplares, según presumen, ¡pero a la basura!, ya que la ventas de periódicos, en un recorrido entre puesteros y vendedores ambulantes, han caído sorprendentemente en el Estado, aun cuando, ahora sí, ejercen la crítica contra el gobernante en turno.

SE SABE de buena fuente que están siendo analizadas ciertas investigaciones realizadas en torno a propietarios de ciertos medios que en el duartismo tenían convenios de dos, tres y hasta cuatro millones de pesos mensuales, aunque la indagación es valorada en altos círculos político-judiciales para evitar conflictos al proceso electoral del 4 de Junio, cuando se elegirán 212 alcaldías, pero el asunto existe y ya sea antes o después estallará como una manera de mostrar que no solo el Gobierno es corrupto sino, incluso, la prensa.

Y ESTO que está ocurriendo en Veracruz sucede, también, en otras Entidades gobernadas por el PAN, donde la inseguridad para los medios se ha intensificado y, no solo eso: los contratos publicitarios, también, han sido suspendidos bajo el argumento de que no hay dinero, cuando la propia ley prevé esos acuerdos, y en el Plan de Egresos establece un presupuesto para que el Gobierno anuncie logros o proyectos.

EN CHIHUAHUA, por ejemplo, el “golfo” (¿o se dice golfista?) gobernador Javier Corral ha decidido imitar a Yunes Linares, y en ese sentido relajó la seguridad en favor de algunos medios amenazados, lo que provocó el asesinato de la corresponsal de la Jornada y columnista del periódico Norte de Ciudad Juárez, Miroslava Breach Velducea, aun cuando autoridades de su Gobierno sabían de las amenazas contra la comunicadora, aunque ahora el mandatario no duda en afirmar que el asesinato fue consecuencia del trabajo de la periodista que documentó relaciones del narcotráfico con el PRI, partido al cual esas revelaciones le tiraron candidaturas en varias alcaldías, y argumenta que el crimen fue una forma de retar a su gobierno dispuesto a combatir en serio al crimen organizado (¿?).

PERO EL presentador radiofónico, José Antonio Jurado Cruz, mejor conocido como “Tony Tirado” en aquel Estado y una de las voces más autorizadas en el periodismo crítico, asegura que el gobernador Corral quiere acallar a los medios de comunicación y limitar el ejercicio de la libertad de expresión, y por ello interpuso una denuncia de hechos ante la PGR contra el Gobernador Corral y su director de Comunicación Social, Antonio Pinedo, quienes días atrás exhibieron a Jurado por “manejo informativo malintencionado”.

“TONY” TIRADO señala que el mandatario chihuahueño se vale de los contratos publicitarios que realizaron los medios de comunicación con la administración pasada para decir que en ellos se estipulaba defender y elogiar a César Duarte (tal como enjuicia Yunes Linares a los medios veracruzanos cuando señala que: -la pasada administración gastó 8 mil 500 millones de pesos para promover la imagen del ex mandatario prófugo, Javier Duarte de Ochoa, pero en su gobierno no habrá un solo centavo para pagarles-). “Tony” considera que las acusaciones de Corral en Chihuahua se trata de una situación que atenta contra la libertad de expresión debido a presuntas amenazas de parte de sus funcionarios de revisar los contratos con la gestión anterior (como se está haciendo en Veracruz) para saber si son cumplidos a cabalidad, ya que de lo contrario interpondrán denuncias.

PERO NO solo eso. El periódico Norte de Ciudad Juárez dio a conocer su cierre definitivo debido a que “no existen las garantías ni la seguridad para ejercer el periodismo crítico, de contrapeso”, esto de acuerdo al editorial de Óscar Cantú Murguía, fundador y propietario del rotativo en una carta publicada el domingo, en lo que fue la última edición impresa del matutino cuyo encabezado principal fue: “¡Adiós!”. El comunicador argumenta: “La trágica y sentida muerte de Miroslava Breach -colaboradora del Norte de Ciudad Juárez y corresponsal de La Jornada en Chihuahua- el 23 de marzo, me ha hecho reflexionar sobre las adversas condiciones en que se desarrolla el ejercicio del periodismo. El alto riesgo es el ingrediente principal”.

POR ELLO, tras 27 años de informar “con la mayor veracidad, objetividad, honestidad y transparencia, las agresiones mortales, así como la impunidad para los agresores de los periodistas han quedado en evidencia, impidiéndonos continuar libremente con nuestro trabajo. Tomamos infinidad de causas, de riesgos que se convirtieron en batallas, unas más duras que otras, respetando siempre los valores de libertad, justicia y estado de derecho, movidos por la convicción y el amor a la ciudad y a sus ciudadanos, en la búsqueda incansable de la anhelada calidad de vida. Este día, estimado lector, me dirijo a usted para informarle que he tomado la decisión de cerrar este matutino debido a que, entre otras cosas, no existen las garantías ni la seguridad para ejercer el periodismo crítico, de contrapeso. Este ejemplar que tiene en sus manos será la última edición impresa que Norte de Ciudad Juárez publique”.

Y ASI se cerró un ciclo en Chihuahua. Lo cerró la indiferencia de las autoridades Estatales hacia los conflictos que enfrenta la prensa crítica pero, también, la suspensión de contratos comerciales bajo el argumento de que toda la prensa de allá era Duartista, tal como sucede en Veracruz donde para Yunes Linares, todos los medios y comunicadores somos duartistas, aunque la historia es de sobra conocida. Pretextos y más pretextos, y sin duda en Veracruz, también, habrá cierres. OPINA carjesus30@nullhotmail.com