Ciudad de México.- Senadores plantearán en tribuna la necesidad de que la Procuraduría General de la República tome previsiones para evitar que la esposa de Javier Duarte, Karime Macías Tubilla, sus familiares y otros cómplices puedan sustraerse de la justicia, en virtud de que son investigados en la carpeta de investigación FED/SEIDF/UEIDFF/VER/001653/2016.

Este martes, los senadores de Acción Nacional (PAN) exigirán que la PGR amplíe las líneas de investigación a todos los familiares y testaferros o prestanombres que estén implicados en los delitos imputados a Duarte, detenido el pasado fin de semana en Guatemala.

La senadora Dolores Padierna Luna, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, presentará punto de acuerdo por el que se solicita a la Secretaría de Relaciones Exteriores y a la Procuraduría General de la República realizar las acciones necesarias para incluir en la solicitud de extradición a la República de Guatemala, la posible comisión de todos los delitos por los que es señalado como responsable Javier Duarte.

Las senadoras Mariana Gómez del Campo Gurza, Irma Patricia Leal Islas, María del Rosario Guzmán Avilés, Sandra Luz García Guajardo y Sonia Rocha Acosta y los senadores Francisco Salvador López Brito y Jorge Luis Lavalle Maury, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con punto de acuerdo que exhorta a la Procuraduría General de la República a ampliar las líneas de investigación en torno a las denuncias presentadas en contra del ex gobernador Javier Duarte por diversos delitos, así como tramitar ante la autoridad competente las medidas cautelares necesarias para evitar que personas sujetas a algún tipo de investigación puedan sustraerse de la acción de la justicia.

A los familiares de Duarte se les atribuye el haber adquirido con dinero del erario de Veracruz al menos cuatro residencias en Houston, tres lujosos departamentos en Torre Pelícano, en Boca del Río, y oficinas ejecutivas en Polanco.

Una investigación del Servicio de Administración Tributaria (SAT) reportó que, desde el primer año en el Gobierno de Veracruz, en 2011, la esposa del entonces Mandatario gastó con una tarjeta de crédito 8 millones de pesos en ropa, artículos y hoteles.

Los senadores plantearán al Consejo de la Judicatura Federal establecer un precedente con el caso del ex priista y sus cómplices, a través de una sanción ejemplar que garantice la recuperación del dinero robado.

También pedirán a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que, a través de la Dirección General de Aeronáutica Civil, se hagan cumplir los todos los protocolos en materia de vuelos privados, para evitar que sean usados como medio para evadir la justicia.