El Partido Acción Nacional ha arremetido contra varios diputados federales veracruzanos, todos ellos señalados por el índice de fuego de la población veracruzana como cómplices de Javier Duarte de Ochoa en el latrocinio cometido durante seis años de rapiña. Ni Mota Hernández, ni Noemí Guzmán, tampoco Edgar Espinoso, mucho menos Tarek Abdalá podrán manejar argumentos de defensa en el juicio moral que la sociedad veracruzana les señala. Estos diputados tienen el compromiso social de explicarle a los veracruzanos que no son culpables, de otra manera afectan a su partido y ponen en serio entredicho a la legislatura a la que pertenecen.