Tragos de café

Por David Carrión

03 de abril de 2017

La política en Veracruz es de café. No sólo por la excusa del sabor y la textura del café de las altas montañas, sino también por lo “diserto y razono” de la discusión del tema político en la sobremesa.
En días pasados, el Presidente estatal del PRI, Renato Alarcón Guevara, hizo un llamado para evitar las diatribas entre el Gobernador y el líder de Morena –creo que por fin acabó su gira artística por Veracruz-, pidiendo que cada quien defienda desde su trinchera al pueblo veracruzano. Y que dejen el debate político a los actores correspondientes.
A ello, que el líder de Morena contestó, como sólo él sabe hacerlo: “¿Quién es ese?”
Al parecer Andrés Manuel López Obrador habla con la boca llena y con la cabeza vacía. Es grave para el ejercicio de la política el desconocimiento del escenario y mucho peor no conocer a los actores que la representan.
Así es como el mesías tabasqueño juega a la demagogia, liándose y aprovechándose de los escenarios donde le dan cacho para gritar. Pero, pues estás en Veracruz Andrés, aquí antes de salir a vitorearte debes tomar un café veracruzano; eso sí, no cuentan los cafés que le endilgabas en la casa de los veracruzanos al ingeniero Cui. Esos cafecitos nos salieron muy caros a todos por acá.
Dejo una máxima de Sun Tzu: conócete a ti mismo y conoce a tu enemigo, y en cien batallas nunca serás derrotado.

La madre de las elecciones

Es en el Estado de México donde la batalla por el escalón del 2018 se está dando con todo.
El día de hoy la encuesta que da El Financiero pone a Alfredo del Mazo con un 32 por ciento, y a Delfina Gómez y Josefina Vázquez Mota con un 26 por ciento cada una, a diferencia de la encuesta que saca Federico Arreola en SDP, que pone a la cabeza a Delfina Gómez con un 31,2 por ciento, a Alfredo del Mazo con 24,7 por ciento y al último a Vázquez Mota con 18,4 por ciento.
Y en la sección “Bajo Reserva” de El Universal, con una pretendida encuesta de Presidencia de la República se pone a Vázquez Mota y a Alfredo del Mazo a una décima de diferencia con 23,98 y 23,86 respectivamente, y a la candidata Delfina Gómez en un tercer lugar con 21,3 por ciento.
Para ser una foto muy anticipada de cómo se ve el panorama electoral y que la encuesta final será hasta el día de la elección, lo cierto es que quien gane el EdoMex, tiene un pie en 2018.
Si gana Morena, AMLO se fortalece y podría llegar con fuerza en ambas cámaras para 2018, dada la cantidad de diputados y senadores que el EdoMex representa, cosa que desde el Salinato no se ve.
Si el PAN gana, Ricardo Anaya podría llegar a ser candidato y sacudirse a los calderonistas que buscan la presidencia, y de paso a Moreno Valle, pero si pierde, ¡adiós Anaya!
Si el PRI gana, bueno, la joya de la corona seguirá tratando de competir en 2018 en condiciones para ser un buen contendiente, pero quién sabe si suficiente para ganar la presidencia.
@DavoCarrión
www.journalveracruz.com