Guerrero- 2017-04-2709:38:00- Agencias

El secretario de Salud en la entidad, Carlos de la Peña Pintos, responsabilizó al titular de la Fiscalía General del estado, Xavier Olea Peláez de la saturación de cadáveres que permanecen sin identificar en las morgues y están provocando un problema de salud pública en Guerrero.

Por su parte, el vicefiscal José Bonilla Uribe admitió que la FGE no tiene capacidad para realizar estudios de perfil genético de las víctimas ante la falta de “equipo y personal capacitado” por lo que pidió ayuda a la Procuraduría General de la República para que el gobierno federal realice labores de antropología forense.

Turismo entre homicidios

A pesar de la situación de violencia, inseguridad y corrupción a la que se suma el problema de los cuerpos sin identificar acumulados en las morgues, el gobernador Héctor Astudillo Flores está enfocado en hacer promoción turística en medio de un contexto de muertos y desaparecidos.

Sobre la problemática, el titular de Salud en la entidad afirmó que en los últimos días se han acumulado en las tres unidades del Servicio Médico Forense, de la entidad -Acapulco, Iguala y Chilpancingo-, al menos 600 cadáveres porque las autoridades ministeriales no agilizan los trabajos de toma de muestra de ADN.

“Lo que ahorita solicitamos es que la Fiscalía agilice los estudios de genética para que la Secretaría de Salud desaloje los Semefos y envíe los cuerpos al panteón forense”, expresó De la Peña Pintos.

Cuerpos están en el suelo

El secretario de Salud admitió que la capacidad de las unidades del Semefo en la entidad, prácticamente ha sido rebasada porque los cuerpos permanecen en el suelo y apilados debido a que los refrigeradores están saturados de cadáveres.

Por ello, urgió a las autoridades ministeriales realizar los estudios de genética forense para inhumar los cuerpos en el cementerio forense ministerial, ubicado al poniente de la capital del estado al interior de un panteón privado, propiedad del actual dirigente estatal del PRI, Heriberto Huicochea Vázquez.

De la Peña advirtió que en caso de que no se resuelva esta situación, el problema de la acumulación de cadáveres sin identificar en las morgues puede provocar una contingencia sanitaria y riesgos de salud para trabajadores y ciudadanos.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO