Redacción- 2017-04-2911:31:31- La Jornada

El gobierno federal redujo durante el primer trimestre en 75 mil 672 millones de pesos (mdp) el gasto público destinado a la operación y programas de la administración respecto del monto que debía erogar de acuerdo con el presupuesto autorizado para 2017. La contracción ocurrió en un periodo en que creció el monto de los recursos destinados al pago de la deuda y se redujo el canalizado a la inversión física del sector público, según información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) divulgada este viernes.

La mayor reducción de gasto, respecto de lo programado, ocurrió en los llamados ramos generales, donde el recorte fue de 30 mil 243 millones de pesos, expuso la dependencia en los Informes sobre la situación económica, las finanzas públicas y la deuda pública del primer trimestre del año, enviados ayer al Congreso.

Los ramos generales incluyen las aportaciones a la seguridad social, provisiones salariales y económicas, aportaciones federales a entidades federativas y municipios y deuda pública.
En el mismo primer trimestre, el gobierno federal destinó 16 mil millones de pesos de recursos fiscales para amortiguar el alza en el precio de la gasolina, mediante un subsidio a los intermediarios del combustible.

La reducción del gasto, parte del proceso en que está inmerso el gobierno federal para disminuir el déficit fiscal y la deuda pública, no está reñida con el crecimiento de la economía, dijo Luis Madrazo, titular de la Unidad de Planeación Económica de la SHCP, en una conferencia de prensa este viernes.

Es importante ver los resultados económicos del primer trimestre, respondió cuando fue interrogado por el efecto del recorte del gasto en la actividad. Entre enero y marzo pasados, el producto interno bruto (PIB) creció a una tasa anual de 2.5 por ciento. Los resultados reflejan que la consolidación fiscal no está peleada con el crecimiento y que mantener una trayectoria de consolidación, aun con ajustes dolorosos en el gasto, es una de las bases que dan estabilidad al país, que permite a consumidores seguir consumiendo, a empresarios invertir y a los extranjeros traer inversiones, añadió.

Entre enero y marzo pasados, el gasto total del sector público fue de un billón 176 mil 290.2 millones de pesos. Esta cantidad, superior en 0.9 por ciento a la del mismo periodo de 2016, fue, sin embargo, menor en 46 mil 363.6 millones de pesos al programa de gasto autorizado para este ejercicio, de acuerdo con el informe.

Dentro de ese rubro, el llamado gasto programable –el destinado a las operaciones y programas públicos, así como a la Comisión Federal de Electricidad y Petróleos Mexicanos– fue de 851 mil 38 millones de pesos, 6.3 por ciento menor al del mismo periodo del año anterior. La cantidad ejercida fue inferior en 75 mil 672 millones de pesos a la autorizada para el periodo, indicó.

En contraste, en el primer trimestre del año, el pago de los intereses de la deuda pública consumió recursos por 100 mil 180.4 millones de pesos, cantidad que superó en 44.3 por ciento a la del mismo periodo de 2016.

Mientras creció la transferencia para el pago de la deuda, el gasto en inversión física del sector público fue, en el primer trimestre del año, de 137 mil 476 millones de pesos, 21.7 por ciento menos que en el periodo comparable de 2016.

Los ingresos, en el primer trimestre, fueron de un billón 483 mil 196 millones de pesos, 33.4 por ciento más que en el mismo periodo de 2016.

Con información de La Jornada
http://www.jornada.unam.mx/2017/04/29/economia/017n1eco

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO